23 septiembre 2021

Lectura Vs. Tecno: UNA IMAGEN QUE DICE MUCHO

 

Jueves 28 de junio de 2018.

En estos tiempos que transitamos, donde la inmediatez suele alimentarse de la anisiedad; y ésta de las múltiples obligaciones que los adultos debemos afrontar todos los días, cerrando un círculo vicioso que muchas veces nos agobia y nos oprime; la tecnología juega un doble rol de falsa vía de escape, de distracción momentánea de ese stress, y a su vez, genera una mayor ansiedad, casi imponiéndonos otra necesidad a atender, por ejemplo, saber casi obligatoriamente "de qué se habla en las redes sociales".

En este combo extraño en el que nos vemos inmersos, suele escucharse que los adultos no queremos lo mismo para nuestros hijos, pero sin embargo, muchas veces no nos esforzamos lo suficiente en evitar que solo hagan uso de la tecnología que les toca vivir, pero que no se conviertan en nuevos prisioneros de la misma.

Es una lucha desigual y en la que muchas veces flaqueamos por necesidad.

Suele ser "normal" que un adulto "acerque" un dispositivo electrónico para que un niño se mantenga quieto o entretenido en un momento en el que debe resolver inmediatamente un tema laboral, o distraerse, o descansar...

Lamentablemente, olvidamos que la misma función, claro que con todo un largo camino de educación previa, puede cumplirla con creces un libro; el hábito de la lectura como puerta de ingreso al mundo de la imaginación, de la formación y de la inteligencia.

Esa misma lucha es la que seguramente viven quienes aman la lectura y se comprometen en su defensa, participando en la vida institucional de entidades como la Biblioteca José Ingenieros de nuestra ciudad, que posteó en su cuenta de la red social Facebook (lo que constituye una demostración de lo anteriormente expuesto, ya que allí lo observamos), una imagen que reconforta, demuestra que la lucha es posible, y que la misma es "ganable".

Como bien explica el texto adjunto a la fotografía publicada por la Biblioteca "...cuando vemos un niño de 5 años venir a la Biblio a buscar dos libros a su elección e intentar registrar su número de socio y nombre del libro, estamos convencidos que los libros despierta en ellos entusiasmo, curiosidad y alegría.
Ni hablar de los mayores que contribuyen llevándolo al lugar ideal y disfrutar de hermosos libros a su alcance".

Podemos, hagámoslo....