18 octubre 2021

ALGO HABRA QUE HACER...

 

Viernes 7 de abril de 2017.

En el transcurso de los últimos tiempos, mucho se ha debatido a través de las redes sociales de la importancia de la preservación de edificios históricos y emblemáticos de 9 de Julio, cuestión sobre la que seguramente hay una plena coincidencia respecto de que los mismos representan nuestra identidad como comunidad y que por ende deben mantener su estructura original, valorando su historia, y por ende también nuestra historia.

En el otro extremo del debate, se ha instalado también otra cuestión no menor que debe ser atendida: la necesidad de preservar la seguridad de los vecinos, nuestra seguridad.

¿Se podrá entonces, a través de quien corresponda, sea el Estado Municipal, los Colegios Profesionales, las instituciones y cada uno de nosotros, realizar algo para atender estas dos cuestiones?

Es decir, ¿no es hora de que alguien se ocupe de no solamente preservar  el patrimonio arquitectónico, urbano e histórico de la ciudad (pero en sus debidas condiciones), para que no se deban lamentar accidentes que parecen estar muy cerca de registarse, con la caída de un escombro o un hierro sobre la cabeza de cualquier peatón?

La nota gráfica que acompaña la nota quizás represente el ejemplo más emblemático y urgente que debe ser atendido en nuestra comunidad, pero si agudizamos la vista, seguramente nos encontramos con al menos una situación similar en cada barrio.

Actuar a tiempo, "hacer algo" ante de tener que lamentarnos, es la obligación de toda la comunidad.

Rasgarse las vestiduras defendiendo con muy buen criterio el valor de la historia no alcanzará si no se actúa para preservar nuestras vidas y la de nuestros semejantes.

Así, como están las cosas dadas actualmente, mucho más no se podrá continuar.

Simplemente, "algo habrá que hacer".