11 abril 2021

HABLEMOS DE LA DOBLE MORALIDAD

ciarloLunes, 9 de noviembre de 2015

Por Agus Mascaró*

9 de Julio de nuevo es noticia y no gracias a los mejores patrocinadores. Más allá de los ribetes cinematográficos que pueda tener la trama del modus operandi de la “Banda del Sapo Ciarlo” y de las implicancias legales por las estafas realizadas, me llama poderosamente la atención no haber leído absolutamente nada de quienes fueron cómplices de esta estafa. Y no me refiero a los cómplices que entregaban datos de tarjetas o aquellos que de alguna manera recibían ganancias con las estafas. Me refiero a los cómplices que compraban esos viajes. La cuestión es simple: o 9 de Julio está lleno de pelotudos o está lleno de cómplices. Puedo sonar antipática pero no le encuentro más vueltas al asunto.

Siéntanse orgullosos, todos los que viajaron pusieron su granito de arena. Cayó la banda del Sapo Ciarlo y todos hablan del tema. Más de uno debió haber llamado a su abogado para ver qué le podía pasar por haber viajado con “Frog Travel” (sí, FROG TRAVEL, parece un chiste pero no lo es) y todos ahora miran para un costado. Quizás más de uno hasta borró las fotos de sus ostentosos viajes. Hoy todos hablan de la gran estafa de la cual fueron, en algún momento de sus lujosos viajes, parte.

¿Mi mayor deseo? Que la justicia se pronuncie y la banda que vivió de estafas, pague con la condena correspondiente.
¿Mi segundo mayor deseo? Que se haga pública la lista de todos aquellos que (¿Sin saberlo?) viajaron con esta empresa de viajes que les vendía los paquetes a menos de la mitad del precio convencional. Capaz así para la próxima se avivan y se les ocurre hacer una denuncia.

La doble moralidad aplastó a muchos nuevejulienses. Claro que si pudieron hacerse los desentendidos a la hora de pagar el viaje a ese precio, más lo van a hacer ahora y se van a hacer pasar por víctimas.

Así funciona. Sean felices. Pero no me vengan a hablar de qué está bien o qué está mal porque mi respuesta va a ser su foto en México, Cancún o EE.UU, bronceados y pasándola bien en un viaje que, sabían, era parte de una estafa.

*Nuevejuliense. Vive en La Plata. Publicó en su Facebook.