18 enero 2022

Inundaciones: A CONFESION DE PARTE...

El propio gobierno de la Provincia de Buenos Aires afirma en una respuesta oficial a una solicitud de informes del Senado bonaerense que en doce años (¡12 años!: o sea los 2 períodos de Scioli más uno de Felipe Solá y la Presidencia completa de Néstor Kirchner y Cristina Fernández) sólo se ha ejecutado el 60% de la infraestructura hidráulica prevista para la cuenca del río Salado.

campos-inundados

Miércoles, 9 de septiembre de 2015

Por: Marita Gelitti Concejal UCR - Bragado

¡Se desmienten solos!, firman, sellan y remiten a la Legislatura la confesión de su propia culpa, la que después negarán, y volverán a mentir.
Es la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas la que dice eso con absoluta claridad – ¡no es ningún partido, frente, espacio o dirigente de la oposición! – en el expediente por el cual se tramitó una solicitud de informes aprobada por unanimidad por la Cámara de Senadores.
Desde 2004 hasta la fecha – dice la respuesta del Poder Ejecutivo (o sea los propios funcionarios del Gobernador) – que desde 2004, hasta la fecha, solamente se completaron 105 kilómetros correspondientes a los tramos 1 y 2 – que abarcan desde el “Canal 15″, en la desembocadura, en la bahía de Samborombón, hasta el arroyo “Los Poronguitos” -, mientras que el tramo 3 – unos 113 kilómetros hasta la laguna “Las Flores Grande” -, se encuentra completo en un 85%.

Nuestra zona más próxima
El informe reconoce que los tramos 4 y 5 – más de 200 kilómetros desde la laguna “Las Flores Chica” hasta la laguna “El Carpincho” no se encuentran ni siquiera licitados, aunque cuentan con un “proyecto ejecutivo” de factibilidad que permitiría avanzar en ese sentido.
Justamente es la zona que fue muy castigada en esta emergencia hídrica que hoy soportamos.
PMIRS

El PMIRS (Plan Maestro Integral del Río Salado, por su sigla) fue encargado a una consultora inglesa en el final del mandato del gobernador Eduardo Duhalde entre 1997 y 1999 y costó más de 3 millones de dólares. Ya se sabe cuál es su objetivo, a esta altura hasta resulta machacón repetirlo, pero es bueno recordar: “reducir los impactos negativos que tienen las inundaciones y sequías en la economía de que tienen las inundaciones y sequías en la economía de la cuenca” y “mejorar la economía de la cuenca a través del desarrollo sustentable de su potencial”.
Entre otros recursos, la obras se financiarían con el llamado Fondo Hídrico Nacional compuesto por una tasa a los combustibles, la que pagamos absolutamente todos, creada en 2001. En 2006 Néstor Kirchner, con la mayoría del Congreso, le sacó la especificidad para la zona rural que dio origen al Fondo Hídrico y asignó sus partidas también al Conurbano, y luego, ya Cristina Fernández derivó dinero público del mismo para Tecnópolis. ¡En la última emergencia se inundó el Conurbano y Tecnópolis, claro!

Reclamamos una vez más

En la última sesión del Concejo Deliberante del Partido de Bragado, el miércoles 2 de septiembre, reclamamos nuevamente por las infraestructuras que adeudan en nuestra región los gobiernos nacional y provincial, y por las que el gobierno municipal de Aldo San Pedro no ha sabido ni gestionar ni reclamar con la fuerza y la convicción necesarias.
Así lo hemos venido haciendo, ¡in – sis – ten – te – men – te!, desde que advertimos: tanto que las partidas del Fondo Hídrico Nacional se reasignaban a cuestiones ajenas a su objeto, como que los trabajos de las dos últimas etapas del PMIRS no avanzaban y, asimismo, que se había cambiado el criterio de hacer primero las obras “aguas abajo” y luego “aguas arriba” – como había consensuado el Consejo Asesor que, entre otras, integraban las entidades ruralistas, organismo que no han vuelto a convocar – y que estas obras se repartían entre los Intendentes del oficialismo de acuerdo a “criterios partidistas” más cercanos o más lejanos al gobernador Daniel Scioli.
Aprobamos el miércoles pasado dos resoluciones: una acompañando una solicitud de la Agencia de Desarrollo Local inquiriendo al Poder Ejecutivo (el Gobernador) sobre la continuidad del Plan.
En la otra: reiteramos los términos de la Resolución Nº 2760 de 2012 – ¡hace 3 años que se los venimos diciendo! – y ponemos de manifiesto al gobierno de la Provincia la situación del Partido de Bragado en general y de la ciudad cabecera en particular, como “embudo” receptor de las aguas de gran parte del noroeste provincial. Le hacemos notar, también, el cambio de criterio ejecutando “aguas arriba” obras de “conveniencia partidaria” que perjudican notablemente a nuestro distrito, como ha ocurrido con el reiterado drama que estamos viviendo.

Como afirma la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Junín ( ver:www.infonoroeste.com.ar): lo que ha mejorado fue sólo porque ha dejado de llover, nada más”.