25 septiembre 2021

Incautaron más de 1.000 Toneladas de maíz sin declarar en Saladillo

Miembros de la División Unidad Operativa Federal 25 de mayo de la Policía Federal Argentina (PFA) decomisaron ayer 1.070 toneladas de maíz sin declarar. Los granos carecían de la documentación respaldatoria exigida por las normativas vigentes.

El enorme decomiso se produjo en la localidad bonaerense de Saladillo. Trabajadores de la PFA junto con personal de la Dirección General Impositiva de la AFIP realizaron una inspección en una planta de silos ubicada sobre la Ruta Provincial Nº 63, paraje La Campana.

Los funcionarios llegaron al lugar para solicitar la documentación de la mercadería alojada en los silos, así como la de los ocho camiones que permanecían en la playa de estacionamiento de la empresa.

En efecto, tanto los oficiales como los funcionarios de la DGI-AFIP confirmaron que los granos acopiados en el lugar carecían de la documentación necesaria.

La carga de siete de los ocho camiones, equivalente a 246.520 kilogramos de maíz, así como los 824.000 kilogramos del mismo grano alojadas en los silos no habían sido declarados ante el fisco.

A partir del año pasado, el Ministerio de Seguridad de la Nación y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) incrementaron los operativos conjuntos de inspección y constatación documentológica en relación con el acopio, circulación y contrabando de granos.


Irregularidades que el Estado había dejado de controlar

“Este abordaje posibilitó neutralizar acciones delictivas y/o irregulares en materia de comercialización ilegal de granos, política que dio lugar a una enorme cantidad de procedimientos conjuntos mediante los cuales se detectaron flagrantes irregularidades que hasta hace dos años el Estado había dejado de controlar”, señalaron desde el gobierno nacional.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, destacó la importancia de este tipo de operativos de las fuerzas federales ya que además de ser una obligación del Estado, “la permisividad ante estas irregularidades daña al erario público, evade cargas impositivas y declaraciones de ganancias, así como impide establecer la trazabilidad de los granos que, carentes de control y registro alguno, pueden afectar la salud y la alimentación de la población”.

Por disposición del magistrado actuante, se incautaron a siete de los ocho rodados y los más de un millón de kilogramos de maíz.

Crédito: TodoProvincial