26 septiembre 2021

¿SEMBRAR O ALQUILAR?, ESA ES LA CUESTION

En materia de rentabilidad, ¿qué conviene más? Los productores se plantean este interrogante con frecuencia y se preguntan si plantar soja de primera, vender el campo, comprar y alquilar departamentos en Rosario, Buenos Aires, La Plata y otras ciudades del interior del país, o comprar letras del tesoro en U$S.

sin-titulo

Martes 8 de noviembre de 2016.

“El negocio de menor rentabilidad es sembrar”, fue la conclusión a la que llegaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario en un análisis realizado por Julio Calzada y Sofía Corina, teniendo en cuenta los márgenes brutos y netos de un productor que decidiría hacer soja de primera en la zona núcleo en el sur de la provincia de Santa Fe.
De acuerdo con el análisis sembrar soja daría una utilidad neta anual que equivaldría a menos del 1,4% del valor por hectárea de su campo. En tanto que alquilar departamentos daría una utilidad neta anual equivalente al 2,3% del valor del departamento. Y las letras de tesoro en U$S tienen rentabilidades cercanas al 3,45% anual.
De todos modos comentaron que ningún productor debería optar por estas dos últimas opciones, si tuviera una decisión de inversiones mutuamente excluyentes. “La tradición del productor de seguir produciendo la tierra es más fuerte que cualquier análisis de inversiones alternativas”, resaltaron desde la Bolsa de Rosario.

El campo es la inversión con mayor futuro

Hoy las Letras del Tesoro pagan elevadas tasas, ante el fuerte déficit fiscal que tiene el Gobierno y la necesidad de financiamiento. “En una economía estable, en el futuro, la tasa de estos instrumentos de no más de 365 días debería gradualmente ir bajando”, agregaron.
Por otro lado, la opción de alquilar departamentos hace un año atrás permitía obtener una rentabilidad anual del 3%. “Actualmente baja al 2,3% anual, en parte por la devaluación del peso y la imposibilidad de trasladar directamente al valor locativo el efecto de la fuerte inflación anual y la devaluación”.
Así es que desde la BCR resaltaron que el campo emerge como la inversión de menor rentabilidad pero de mayor futuro y sustentabilidad hacia los próximos años. Aunque “el peso tributario es muy fuerte todavía y necesita revertirse como ya ha sucedido en maíz, trigo, cebada o girasol con la eliminación de las retenciones”.

Fuente: "Medio del campo"- Diario Democracia.