18 octubre 2021

CAMBIEMOS LA POLICIA

1624274_policia

Nota de Opinión | Escrito por Ignacio Palacios*

Indudablemente, uno de los grandes problemas para nuestra ciudadanía y tema principal para cualquier Gobierno es el de la Seguridad, y no podemos desconocer que más allá de cualquier política que se pueda aplicar en esta materia, la Policía es, quizás, el tema central del problema y de la solución.

En esta nota, quiero centrarme en un tema fundamental que se debe tener en cuenta a la hora de formular cualquier restructuración o cambio, que es en la formación, en los derechos y en la relación laboral del policía.

Durante los últimos años del gobierno desastroso de Scioli, que entendió que la política es marketing, y ante un problema tan grave y complejo como la seguridad, la estrategia fue el mayor número de policías en la calle para generar una sensación de mayor seguridad en la gente, (situación que no deja de ser real, ya que cualquiera de nosotros se siente más seguro si ve un uniformado cerca), pero que no soluciona el problema de fondo, está a la vista el fracaso, en esta materia, del gobierno provincial durante la última gestión.

Esta masividad de uniformados, hizo necesario que se hicieran más laxos los controles y estudios de quienes ingresaban a la fuerza, cursos cortos y en distintas sedes de la provincia (desprovistas de materiales e infraestructura para la formación), y otra serie de problemas que quienes hoy tienen a cargo el manejo de esta fuerza deberán empezar a resolver.

Quiero aclarar, que el problema no es del ciudadano que se inscribió a la fuerza y que hoy es policía, sino que la falencia proviene de la falta de una política de estado seria y a largo plazo en esta materia, y no que las decisiones se tomen de acuerdo al termómetro social.

Hoy, que por suerte Cambiamos, estamos ante la oportunidad de poder encaminarnos hacia una política de estado seria y responsable. Que vea como primer factor de la Policía Bonaerense al uniformado, que sea este quien reciba una formación permanente, ya que el delito muta y la ingeniería en esta materia está a la orden del día; revisar las condiciones laborales y los materiales que se tienen; y fundamentalmente revalorizar a la persona que cumple la función de policía en nuestra sociedad.

*Ignacio Palacios | Ex Secretario de Gobierno | Extraído de www.ignaciopalacios.com.ar