El golf vuelve a los greens