15 julio 2024

Dos muertes por Fiebre Hemorrágica Argentina en nuestra provincia

En lo que va del año se confirmaron 11 casos de la enfermedad en la zona norte bonaerense. Todos requirieron internación.

 

El Gobierno bonaerense informó que en lo que va del año se confirmaron 11 casos de Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA) en la zona norte de la provincia de Buenos Aires y, en ese marco, una niña de 8 años y un hombre de 34 murieron a causa de la enfermedad.

El Ministerio de Salud provincial informó en su último boletín epidemiológico (publicado en las últimas horas) que desde el inicio de 2024 y hasta el 11 de junio se notificaron 235 casos sospechosos de FHM. De ese total, 11 fueron confirmados, 174 descartados y unos 50 continúan en estudio.

Los casos confirmados se registraron en San Nicolás (10) y Pergamino (1), distritos que “corresponden al área endémica de la enfermedad y donde es esperable la aparición de casos esporádicos”. Ninguno de los contagiados tenía antecedentes de vacunación con Candid#1, la inmunización para prevenir la enfermedad que es “gratuita y obligatoria” para los residentes y quienes trabajan en esa zona bonaerense.

“En cuanto al tratamiento, sólo uno de los casos confirmados no recibió transfusión con plasma inmune de convaleciente y en tres casos no contamos con ese registro”, señaló Salud en su boletín epidemiológico. Y agregó: “Todos los casos confirmados requirieron internación”.

Además, la cartera sanitaria informó que se registraron dos fallecimientos. “Uno de ellos, se trató de una niña de 8 años de edad, que vivía en una zona rural. El segundo caso, corresponde a un varón de 34 años de edad, cuyo antecedente epidemiológico fue trabajar en una fábrica ubicada en zona rural”, detallaron las autoridades.

La FHA, conocida popularmente como “mal de los rastrojos”, es una enfermedad grave endémica de Argentina producida por el virus Junín. El trasmisor de la misma es el ratón maicero (Calomys musculinus) y su tasa de letalidad puede llegar a un 30% sin tratamiento, aunque la trasmisión de plasma inmune en la primera semana de inicio de síntomas la reduce a un 1%.