6 octubre 2022

Detienen a una joven vinculada a Brenda Uliarte

Fue durante la noche del lunes. Había mensajes cruzados entre ambas tras el intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

Una joven con vínculos con Brenda Uliarte, la novia del agresor, fue detenida esta madrugada en el marco de la investigación que busca esclarecer el ataque contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La joven, cuyo nombre no trascendió, sería una amiga de Uliarte, y entre ambas existen contactos después del intento de homicidio de la ex presidenta. El operativo se hizo en el partido de San Miguel, por orden de la jueza María Eugenia Capuchetti y estuvo a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

El informe realizado por la PSA sobre el dispositivo celular de la joven detenida hace más de una semana arrojó información relevante para el caso a tal punto que la magistrada ordenó el secreto de sumario y se espera que durante las próximas horas sean nuevamente indagados Sabag Montiel, Uliarte y la amiga detenida.

El celular de Uliarte se convirtió en una pieza clave en las últimas horas en la causa que lleva la carátula de tentativa de homicidio. Las pericias no solo revelaron detalles que dan cuenta de la participación activa de la joven en el atentado, sino que se comprobó que hubo otros intentos de la denominada “la banda de los copitos” de asesinar a Fernández de Kirchner.

“El teléfono de ella es muy contundente”, afirmó una fuente de la investigación que, sin revelar detalles, aseguró que confirma su participación en el intento de asesinar a la expresidenta, a la vez que aseguró que se trata de un material que la coloca como participante activa de distintos grupos de “heaters”.

Además, agregaron, se realizó un importante trabajo en la reconstrucción del accionar del grupo durante los días previos al atentado, con un análisis pormenorizado de imágenes, comunicaciones y georeferenciación, que permitió establecer circuitos, recorridos y posibles presencias reiteradas de terceros del entorno en alrededores del domicilio de la vicepresidenta, en el barrio porteño de Recoleta. A partir de ello ahora se detuvo a un contacto estrecho de Uliarte.