29 septiembre 2022

Sociedades Rurales de la Provincia se organizan para custodiar los silobolsa

Ante los ataques que se produjeron los últimos días en distintos campos, productores bonaerenses responsabilizaron al gobierno y llamaron a reforzar la seguridad.

En medio de la tensión creciente entre el gobierno y el campo por la disparada del dólar, las retenciones y el fideicomiso a los granos, en los últimos días comenzaron a aparecer silobolsa rotos.

Uno de los casos más difundidos ocurrió este fin de semana en Casilda, Santa Fe, donde un productor se encontró con el bolsón roto y toda la soja desparramada al llegar a su campo.

Según un mapa del delito rural presentado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), las roturas de silobolsas, se ubican en segundo lugar entre los casos de inseguridad rural detrás del robo de ganado.

En este marco, Sociedades Rurales de varias localidades cargaron contra el gobierno y llamaron a “organizarse” a través de redes sociales.

“La Sociedad Rural de San Pedro recomienda a los productores de la región que extremen las medidas de seguridad y alerta para proteger los silos bolsa que cuenten en sus campos (…) La escalada de declaraciones agresivas contra el sector y el tenso momento social y económico que vive el país, convierten a estas instalaciones en objetivo posible de hechos vandálicos”, sostuvieron productores de ese distrito a través de su cuenta de Twitter.

“Estas intimidaciones son impulsadas por quienes están buscando argumentos falaces y culpables externos para la gravísima situación que atravesamos”, consideraron.

Por su parte, productores de Salliqueló apuntaron duramente a la gestión de Alberto Fernández a través de un comunicado: “Hubo un tiempo en que los que gobernaban ejercían un liderazgo basado en la autoridad moral que reconoce como precepto básico no imponer a los ciudadanos normas que quien conduce no sea el primero en estar dispuesto a cumplirlas”.

En esta línea, calificaron al gobierno de someterlos a un “régimen regresivo y caduco que solo reproduce violencia y pobreza” y de engendrar un “sistema prebendarlo que únicamente alimentó las fortunas de empresarios inescrupulosos y políticos corruptos”.