29 septiembre 2022

Adolescentes de entre 15 y 16 años asesinaron a un gendarme

Un joven efectivo de Gendarmería fue asesinado este domingo de un tiro en la cabeza por asaltantes. Alcanzó a defenderse de los delincuentes, mató a uno e hirió a otro, pero los le arrebataron el arma reglamentaria y lo acribillaron. Los criminales eran todos menores de entre 15 y 16 años.

El episodio tuvo lugar en la esquina de avenida Pedro Dreyer y Ramón Santamarina, en la localidad de El Jagüel, Partido de Esteban Echeverría, donde un gendarme identificado como Julián Ibáñez, de 24 años, se encontraba vestido de civil, a la espera de que unos compañeros lo pasen a buscar para ir a tomar servicio en una base de la fuerza en Almirante Brown.

De acuerdo las fuentes, el efectivo, que residía unas nueve cuadras de distancia, fue abordado por al menos cuatro delincuentes con fines de robo, por lo que se resistió con su pistola reglamentaria.

Ibáñez alcanzó a balear a uno de los asaltantes en el pecho y a otro en un glúteo, ante lo cual, los cómplices se abalanzaron sobre él, le quitaron la pistola y uno de ellos lo mató de un tiro en la cabeza.

Rápidamente, personal policial arribó a la escena del crimen, donde halló al gendarme ya fallecido, y a dos sospechosos heridos, a los que trasladaron hasta el hospital Santamarina, de Monte Grande, donde el que había recibido el tiro en el pecho murió mientras era intervenido quirúrgicamente, indicaron los informantes.