1 julio 2022

Carta de lectores

Mi nombre es Fabián, soy nacido y criado en la ciudad de 9 de Julio, y me gustaría compartir la angustia y dolor que siento por las malas experiencias vividas en la Clínica Independencia.
Mi padre en el 2018 quedó internado en dicha clínica con un cuadro infeccioso. Luego de
pelearla y pelearla nunca volvió a salir... y esta vez le tocó a mi Madre. Siento que volvimos a vivir la misma sensación de abandono, y no teníamos otra opción ya que es la única clínica de PAMI en 9 de Julio.
Mamá quedó internada con neumonía bilateral por covid en Febrero de este año. Permaneció en terapia covid durante 15 días aproximadamente, y luego por más de 10 días nos informaban que aún tenía covid hasta que un día el parte médico indicaba que ya no poseía carga viral y nos darían el alta médica en 48hs. Sin embargo eso NUNCA SUCEDIÓ. Llegó un nuevo parte médico donde nos hablaba de recaída, una nueva neumonía además de una infección urinaria. A partir de ese momento sentimos que mamá estaba totalmente sedada... sin los cuidados necesarios. Otra vez una desolación, y no nos permitían permanecer en la clínica acompañándola.
Como familia decidimos llevar a mamá a casa. Es inmenso el dolor que siento cuando recuerdo su deterioro físico, además de estar sedada tenía falta de higiene, escaras, deshidratación, etc....
Había que continuar con los cuidados intensivos en nuestro hogar, con lo cual en PAMI me
piden que firme un neumólogo la orden para un respirador. Me dirijo a la Clínica, me informan que vea al Doctor Belloni en su consultorio particular, al llegar me comunican que se encontraba de vacaciones, vuelvo a la clínica, me indican que vaya a otro consultorio, esta vez de la Doctora Torre, cuando llego me cuentan que estaba ausente por padecer covid.  Las horas pasaban y yo a contratiempo ya que debía entregar en PAMI la documentación antes de las 11 a.m. En conclusión, no había ningún neumólogo disponible en 9 de Julio y lo más triste que la clínica me mandaba de un consultorio a otro sin saber que dichos profesionales no estaban disponibles, un stress, un desgaste en un momento de tanto dolor e incertidumbre.
La odisea seguía, necesitábamos la historia clínica para derivar la atención de mamá a otros profesionales, a lo que nos responden en la clínica que tendríamos el expediente en 48hs, es decir, otra burla cuando hablamos de un paciente de riesgo y de urgencias.
No tenía nada, solo tenía a mi Madre totalmente deteriorada, sin oxígeno y sin la historia
clínica necesaria para un abordaje efectivo por parte del nuevo médico tratante.
El miércoles 23 de febrero mi madre se me fue .......pude verla, que me reconozca, pude
sentirla, abrazarla. Sin embargo siento que pudimos evitar su muerte, y podemos evitar otras muertes si alguien de PAMI se digna a auditar el estado de sus afiliados en la clínica.
Realmente ya mi madre no volverá, pero quisiera que ninguna otra persona padezca la
decadencia en el sistema de salud en 9 de Julio, la falta de profesionalismo, el abandono y la desidia que vivimos en la Clínica Independencia.
Por favor que alguien de PAMI o del Municipio haga algo URGENTE, revise los protocolos, las instalaciones, la cantidad de profesionales por cama, el servicio de guardia, la sanitización, los insumos, etc. etc.
Pensemos en todos los pacientes de riesgo leones de esta vida, pensemos en los abuelos que tanto respeto y cuidado merecen en los últimos años de su vida. Siento que si ingresan a dicha institución no están dados hoy los recursos para pelearla y ganarla.

Fabian Sagaz
DNI 21529796