14 mayo 2021

Tragedia en Cañuelas: se estrelló una avioneta

Una avioneta cayó y se estrelló cerca del kilómetro 72 de la Ruta 3 en la localidad bonaerense de Cañuelas y sus dos ocupantes, un piloto y su alumno, murieron en el acto. Por el momento se desconocen las causas del siniestro.

El hecho trágico se produjo alrededor de las 12.30 del mediodía. Las víctimas de 62 años, quien era inspector de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC); y un estudiante de aviación de 34 años, oriundo de la ciudad de Azul.

La aeronave era un avión ligero biplaza Tecnam P2002 matrícula LV 5008 y pertenecía a la escuela de vuelo 18 Cañuelas, que informó que el piloto posiblemente realizaba maniobras de simulacro de falla junto con el alumno antes de estrellarse en un campo contiguo a la escuela, a unos 2 mil metros de la pista del Aeroclub Cañuelas.

Efectivos policiales y del cuerpo Bomberos Voluntarios de Cañuelas se dirigieron de inmediato hacia ese lugar para inspeccionar los restos carbonizados de la avioneta, que quedó completamente destruida por el fuerte impacto.

Posteriormente llegaron técnicos de la Junta de Seguridad en el Transporte, el organismo que se encarga de evaluar los siniestro en la aviación civil. Y también se presentó la fiscal Norma Pippo, titular de la UFI 2 de dicha jurisdicción, quien quedó a cargo de la causa provisoriamente caratulada como doble homicidio culposo.

Andrés Tonelli, director de la escuela 18 Cañuelas, aseguró al sitio InfoCañuelas que al momento del siniestro Cerreia Varale le estaba tomando examen a Rodríguez Montenegro en el día en el que éste recibiría su licencia oficial de piloto privado.

“La ANAC es el organismo que toma los exámenes. El inspector tomó un examen más temprano y cuando estaba con el segundo, ocurrió esta tragedia. El avión se descolgó, entró en pérdida e impactó con el motor en marcha, aparentemente sin desperfectos técnicos”, explicó Tonelli, que agregó que es posible que al momento de la caída “el inspector estaba tomando prácticas de emergencia”.

“Esto es algo normal en los exámenes, el inspector va a haciendo preguntas, le hace hacer distintas maniobras y en un momento le reduce la potencia al motor para ver cómo reacciona el alumno. Si el alumno toma una determinación incorrecta, el inspector lo corrige. Evidentemente en este caso uno puede especular que el avión entró en una situación de la que el alumno no lo pudo sacar. Cuando entró en pérdida no tuvo tiempo de acomodarlo”, teorizó.