16 junio 2021

"El árbol de los 40 frutos"

Su creador Val Aken en 2008  comenzó su aventura con injertos, fijándose el objetivo de jugar con flores multicolores como un proyecto de arte.

Fue creado por el artista estadounidense Sam Van Aken, un profesor universitario, científico y artista cuya intención fue experimentar y resaltar la belleza de la naturaleza. Por este motivo creó a Frankestein, un árbol donde crecen, 40 tipos de frutos diferentes, tales como: ciruelas, cerezas, duraznos, damascos, necatrinas, almendras y otros frutos.

"Veo el “árbol de los 40 frutos” como una obra de arte, un proyecto de investigación y una forma de conservación”, dijo Van Aken en una charla TEDxManhattan en el 2014. Por lo que, hasta la fecha, este árbol fue plantado en distintos lugares de Estados Unidos.

Sin embargo, para poder ver el resultado de los injertos, del “árbol de los 40 frutos”, hay que esperar varios años ya que los árboles merecen un cuidado especial.

Los elementos claves en este proyecto es la poda y colocar en zonas estratégicas los injertos para que den frutos. Por lo que, también se trabaja en el ciclo de crecimiento de cada fruta.

Según publicó National Geographic, en 2008 este artista comenzó su aventura con injertos, fijándose el objetivo de jugar con flores multicolores como un proyecto de arte.

El artista diseña y planea cada uno de los árboles. Por lo que, selecciona cada especie para que florezca y produzca sus frutos en distintos momentos del año para aprovechar todo su potencial.

Esto propicia que el “árbol de los 40 frutos” tenga frutos durante todo el año. Ciruelas, melocotones, nectarinas, albaricoques, cerezas, almendras, todos en el mismo árbol.

La mayoría de estos árboles están localizados en jardines comunitarios, museos o colecciones privadas en en Arkansas, Kentucky, Maine, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania, por mencionar algunos. Otros más han viajado a Suecia y China.