16 junio 2021

Qué despertador caro!!!

A raíz de la denuncia de un vecino, un juez de faltas le impuso una multa de $ 40.000 a un habitante de Coronel Pringles por “producir ruidos molestos a través de un gallo de su propiedad”. Hasta el intendente del distrito opinó de la insólita situación.

Un habitante de la localidad bonaerense de Coronel Pringles recibió una multa de $ 40.000 por “producir ruidos molestos a través de un gallo de su propiedad” tras ser denunciado por un vecino.

El conflicto viene de larga data. “El vecino vino un día y me dijo que le molestaba el gallo. Le dije que lo conservaba porque no tenía despertador. Lo tomé a broma, no me parecía algo serio”, contó Vicente Castellucci, el dueño del animal, según publicó el portal El Orden de Pringles.

Asimismo, explicó que antes de la multa recibió un papel escrito en el que le pedían que le tapara la cabeza al gallo para que no cantara. “Una cosa de locos, no puedo hacerle eso”, sostuvo. Y añadió: “Vinieron entre 8 y 9 veces por el tema del gallo. Hasta que un día me encontré con un papel en el que me multaban y nadie me quería creer. La gente no me creía, me trataba de mentiroso”.

Castellucci detalló que tiene un campo y un bar. “En el campo hay zorros y ya me mataron todas las gallinas, las ovejas, me hicieron un desastre, entonces me lo traje al pueblo”, explicó en diálogo con la radio bahiense La Brújula 24.

“Soy un tipo bueno, no molesto a nadie, le prendo la luz de la cocina cuando llego y el gallo canta a las 5 de la mañana, pero lo hace solo un ratito”, indicó. “No lo voy a matar, lo pagué $ 4.000, es un gallo de plantel. Además, me corre por el patio y me hace matar de risa. Al gallo no lo mato por ninguna planta ni por ningún acuerdo”, añadió.

El conflicto hizo eco y hasta el intendente local Lisandro Matzkin terminó siendo consultado al respecto. “El vecino del gallo había sido denunciado por varios pero especialmente por uno. Había uno que protestaba por el árbol y el otro por el gallo. Llegaron a un acuerdo: uno podaba la planta y el otro movía el gallo o lo ponía en un lugar oscuro. El vecino que tenía que podar el árbol cumplió y el otro no”, sostuvo el jefe comunal también en diálogo con La Brújula 24.

“El juez de faltas determinó la multa. Y ahora puede hacer el descargo o pagar de forma voluntaria para que pague la mitad. Estas cosas tienen que resolverse con diálogo”, agregó el intendente Matzkin.