16 junio 2021

Se fusionaron Fiat y Peugeot y nace Stellantis

La fusión entre Peugeot SA (PSA) y Fiat Chrysler Automobiles (FCA), que marcará el camino hacia la creación de una nueva firma llamada Stellantis, se hizo ayer efectiva, informaron ambas compañías a través de un comunicado.

En el parte de prensa también adelantaron que las acciones ordinarias de la flamante empresa comenzarán a cotizar a partir del lunes en las bolsas de París y Milán, mientras que en Wall Street la fecha de inicio será el martes 19 de enero.

La unión de los dos grupos automotrices fue aprobada el lunes 4 de enero pasado. Stellantis, que pasará a ser el cuarto productor mundial más importante de automóviles, contará con una plantilla de más de 400.000 empleados y albergará en el mismo grupo a 14 marcas emblemáticas como Citroën, Maserati, Ferrari, Fiat, Opel, Peugeot, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Jeep, entre otras.

La unión de los grupos PSA y FCA alumbrará al cuarto grupo automovilístico mundial en número de vehículos vendidos y al tercero en volumen de negocio por detrás del japonés Toyota y el alemán Volkswagen.

Las marcas del grupo van a reducir en particular sus costos de desarrollo y de fabricación, además de completar su oferta en todas las gamas de vehículos.

En los documentos proporcionados a las autoridades financieras, PSA y Fiat consideran que el entendimiento costará 4.000 millones de euros (4.900 millones de dólares), y que las sinergias permitirán ahorrar con el tiempo hasta 5.000 millones de euros (6.130 millones de dólares) al año.

FCA consolidó, al final de 2020, una participación de mercado del 15% en la Argentina, lo que le permitió desplazar a Toyota (13,5%) del segundo lugar.

Por su parte, los 21.968 patentamientos de Peugeot significaron un share del 6,8%; los 11.506 de Citroën, un 3,6%; y los 440 de DS, 0,1%. Es decir, PSA sumó 10,5% entre sus dos marcas.

De esta forma, en la Argentina, Stellantis tendría una cuota del 25,5 por ciento.

Además de tal nivel de participación, la fusión supone otro desafío. La Argentina es uno de los pocos países del mundo en el que FCA y PSA tienen estructuras industriales de tamaño similar.

En su planta de Ferreyra, Córdoba, el grupo ítalo-estadounidense produce el Cronos, sedán en el que invirtió u$s 500 millones entre 2016 y 2018.

La terminal francesa, en tanto, inició a mediados del año pasado la fabricación del Peugeot 208, que insumió u$s 320 millones. El Palomar, además, hace productos de generaciones anteriores: los Peugeot 308 y 408, el Citroën C4 Lounge y los utilitarios Partner (de la marca del león) y Berlingo (del doble chevrón).

Cuando se anunció por primera vez la fusión, en octubre de 2019, se anticipó que se concretaría sin cerrar ninguna de las fábricas existentes. De hecho, en el país, se resalta la complementariedad entre los productos más nuevos de ambas compañías. (Télam)