17 enero 2022

ACLARACION SOBRE VACUNA A MAYORES DE 65

Miércoles 9 de mayo de 2018.

A un año de que el ministerio de Salud de la Nación incorporara la vacuna antineumocócica para mayores de 65 años en el calendario oficial, su aplicación sigue encontrando obstáculos y siendo motivo de confusión. Y es que mientras algunas obras sociales no la están cubriendo al 100% pese a ser obligatoria para la población de riesgo, muchas personas que deberían recibirla demoran su aplicación porque creen que debe pasar un mes desde la antigripal.

La vacunación contra el neumococo tiene por propósito reducir la incidencia, las complicaciones y la mortalidad por neumonía y meningitis. Fuera de los menores de 2 años, que deben recibirla desde 2011, las personas con mayor riesgo de padecer estas enfermedades son los adultos mayores y quienes sufren ciertas patologías crónicas o trastornos en su inmunidad. De ahí que para reforzar la cobertura de esa población vulnerable, el año pasado se la incorporó al calendario de vacunación.

Lo cierto es que muchas de las personas que deben recibirla no se han enterado y otras tienen dudas sobre su aplicación. De hecho en las últimas semanas ha comenzado a circular una falsa creencia, según la cual la antineumocócica debe aplicarse junto con la vacuna contra la gripe o dejar pasar al menos un mes para su aplicación, lo que ha derivado en serias demoras por las dificultades para acceder a la antigripal.

“Es un mito eso de que si la antigripal y la neumocócica no se dan juntas hay que dejar pasar un mes. Si bien es conveniente aplicarlas en forma simultánea para no perder la oportunidad de vacunar a esa persona que fue hasta ahí, no importa cuál se aplicó primero ni el intervalo que exista entre una y otra”, explica la doctora Silvia González Ayala, titular de la cátedra de Infectología de la facultad de Medicina de la UNLP.

No menos confuso para algunos ha resultado el hecho de que existan dos vacunas antineumocócicas que forman parte de una misma campaña bianual: la llamada 13 Valente, que se aplica primero, y la 23 Valente, que debe aplicarse al año siguiente para reforzar la inmunización.

INDICACIONES

“La indicación para la antineumocócica en adultos es similar a la de la vacuna antigripal: se la tienen que aplicar los mayores de 65 años y aquellas personas que, sin llegar a esa edad, sufren enfermedades cardíaca, pulmonar, renal, inmunodeficiencias y VIH, han sido trasplantadas o recibieron un implante coclear, entre otras situaciones”, explica la doctora Analía Mikietyuc, jefa del Servicio de Infectología del Instituto Médico Platense.

“Las personas con indicación de vacunarse que no se aplicaron la anti neumocócica el año pasado (cuando arrancó la campaña) deben recibir este año la anti 13 Valente; y quienes lo hicieron el año pasado deben ahora recibir la antineumocócica 23 Valente, que cubre contra cantidad de cepas mayor”, detalla Mikietyuc.

Aunque se supone que “una persona que recibió las dos vacunas ya está cubierta, en algunos casos específicos, cuando hay enfermedades oncológicas, cardiopatías o inmunodeficiencias, a veces se recomienda repetir la 23 Valente cinco años después”, cuenta González Ayala.