1 agosto 2021

OPERACION DE CORAZON A LUZ DE CELULARES

El insólito episodio que pudo terminar en una tragedia se dio en el nosocomio Sor María Lodovica, de La Plata, cuando se cortó la luz ayer por la mañana. Los doctores suspendieron la intervención quirúrgica debido a que el generador también tardó en devolver la energía.

Viernes, 4 de mayo de 2018

Un corte de luz ayer en La Plata reflejó la crisis en el sistema de salud y el mal servicio que brinda la prestadora de electricidad. El grave hecho ocurrió en el hospital de niños cuando los médicos tuvieron que alumbrar con sus celulares la cirugía de corazón que realizaban a un paciente. Debieron cerrarle el esternón sobre la marcha porque el generador tampoco pudo devolver la energía a tiempo.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) dio a conocer "hechos de gravedad” producidos ayer jueves en el Hospital Interzonal de Agudos Especializado en Pediatría Sor María Ludovica de La Plata.Relataron que “mientras se realizaban operaciones complejas hubo un corte de luz y demora en su vuelta, por lo que cirugías en curso fueron suspendidas suturando los cirujanos con la luz de celulares".

Entonces contaron que “se produjo un corte generalizado de energía eléctrica alrededor de las 10:30 mientras varias especialidades quirúrgicas se encontraban trabajando, como por ejemplo una operación de corazón a un paciente que estaba con el esternón abierto como indica el procedimiento y que hubo que cerrarlo de manera urgente y sin resolver la patología para preservar su vida".

Se trataba de una esternoctomía, técnica de cirugía torácica en la que se abre el esternón con una sierra para trabajar en el problema del paciente y luego para su cierre es necesario emplear suturas de acero inoxidable.

Al respecto, los delegados y delegadas de CICOP Sor Ludovica explicaron que "los generadores eléctricos tardaron aproximadamente siete minutos en encender y esto obligó a los profesionales a continuar operando bajo la luz de celulares, corriendo riesgo vidas. Algunas especialidades, como el servicio de cirugía cardiovascular, teniendo a un paciente con una esternotomía a cielo abierto, debió suspender el procedimiento y dar por finalizada la cirugía sin resolver la patología".

"La misma suerte sufrió el servicio de Terapia Intensiva Pediátrica, donde algunas bombas y respiradores dejaron de funcionar", añadieron

Finalmente expresaron que “una vez más, el esfuerzo de todos los trabajadores del hospital hizo que no se produjera una tragedia. Solicitamos a las autoridades provinciales que tomen cartas en el asunto y dejen de poner en riesgo la vida de nuestros pacientes. ¡Con los niños no!".

 

Fuente: Infocielo