1 agosto 2021

DIFICIL ACCESO A TERAPIA CON CANNABIS

Sábado 31 de marzo de 2018.

A un año de que el Senado sancionara por unanimidad la legalización del uso medicinal del cannabis, la referente de Mamá Cultiva Argentina, Valeria Salech, aseguró que a pesar de la ley, “en este momento no hay forma de acceder a una terapia con cannabis”.

A pesar de ello, Salech valoró el debate que surgió a partir del tratamiento y el “ruido” que generó al señalar que sirvió para que haya “un cambio en torno a la percepción de la planta”, lo que evidenció que la sociedad está superando “los miedos y prejuicios”.

“Los efectos que tiene el cannabis medicinal no tienen reemplazo, no hay una medicación similar. El que llega acá es porque probó todo y no funcionó”, destacó Salech. “Sirvió todo el ruido que hicimos. No sé si para lo que nosotros queríamos, pero para algo sirvió”, apuntó.

Salech recordó que las asociaciones y familiares que lucharon y luchan por la legalización del cannabis medicinal trabajaron junto a los diputados en los diferentes proyectos y, según consideró, el mejor era el que había armado la Comisión de Salud de la Cámara alta. Sin embargo, se impuso el proyecto del oficialismo y, desde ese momento, supieron que iban a tener que “trabajar mucho para mejorarla”.

“Más allá de lo poco que avanzó, hay una voluntad importante por parte de los científicos y los médicos en hacerlo. El Gobierno no está acompañando esas ganas, pero por lo menos están y no es poco”, señaló.

Otro de los puntos que critican desde Mamá Cultiva es que el artículo 9 de la ley señala que se debe crear un Consejo a los fines de representar a las ONG ante los problemas o requerimientos de la gente frente al Ministerio de Salud, y recién fueron llamados “hace un mes, luego de casi un año de la aprobación de la ley”.

Panorama a futuro

Desde Mamá Cultiva sostienen que en la actualidad “está todo muy lento” y creen que la situación va a seguir igual en el corto plazo.

En primer lugar, explicaron que la ley ordena la importación de psicofármacos y eso “no se está realizando”. “En este momento solamente se puede importar el aceite de Charlotte, que sirve sólo para algunos casos de epilepsia”, manifestaron.

Y se inclinaron por la posibilidad de que exista producción nacional de cannabis. No obstante, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), para cultivarlo, necesita una autorización por parte del Ministerio de Seguridad y “todavía no se ha conseguido”.

La opción por la que lucharon los familiares era el autocultivo. No obstante, esa opción aún no se reglamentó. “Había que generar un registro nacional de usuarios y todavía no se hizo, por lo cual en este momento no hay forma de acceder a una terapia con cannabis”, reiteró.

Fuente: InfoGEI