21 abril 2021

Abortos: DURA RESPUESTA AL OBISPO

Bajo el título "Lo único que atrasa es la Iglesia", el Movimiento Socialista de los Trabajadores de 9 de Julio, responde a las manifestaciones del Obispo Diocesano sobre el aborto.

Martes 27 de febrero de 2018.

 

En relación a la nota publicada por el Monseñor Ariel Torrado Mosconi a cargo del obispado de 9 de julio sobre el debate en congreso por la despenalización del aborto, en la cual se expresa el rechazo de la iglesia. Desde el MST 9 de julio consideramos que esta posición atrasa en relación al avance de los derechos de las mujeres.

Una vez más, y nada nos sorprende de esta institución, que desde su nacimiento hasta la actualidad sigue sosteniendo posturas autoritarias, machistas e inquisitorias(hipócrita en su moralidad por encubrimiento de curas pedófilos) con el fin de mantener los pilares de la sociedad patriarcal, donde la mujer solo es pensada para el cuidado de los hijos y las tareas domésticas no remuneradas, en función de las necesidades del sistemas capitalista y llevándola a un segundo orden en materia de derechos con los hombres.

Desde la iglesia, encabezada por el Papa, se opusieron a ley de matrimonio igualitario, identidad de género, de la enseñanza de la educación sexual en las escuelas y ahora van por el debate en el congreso, haciendo todo el lobby que este a su alcance, para oponerse al aborto seguro legal y gratuito que evitaría la muerte de ciento de mujeres por la clandestinidad a la cual son sometida como resultado de la penalización, muchas de ellas pobres. E incluso en dicha nota va mas allá, en el rechazo a los aborto por situaciones de violación o forzadas, embarazo adolecentes obligándola a llevar el embarazo a como dé lugar.

Frente a este planteo anacrónico, que atrasa a la edad media, desde la izquierda, y también nuestra organización de mujeres JUNTAS Y A LA IZQUIERDA, planteamos la separación de la iglesia y el Estado, quite de subsidio a esa institución parasitaria y a los colegios religiosos y destinarlos a mayor presupuesto en educación pública y en política para evitar la violencia de genero. Además, la aprobación inmediata de la ley de legalización del aborto, aplicación efectiva de la ley de educación sexual integral en las escuelas con mayor presupuesto y políticas de salud pública anticonceptiva para evitar embarazos no deseados.

La ley no obliga a las mujeres a abortar, sino a decidir sobre su propio cuerpo, derecho humano fundamental. Lo que ha ocurrido es todo lo contrario con la penalización: más abortos clandestinos, negocio millonario para clínicas privadas que se dedican a esta actividad y más muerte de mujeres. La lucha del feminismo es un importante avance, al poder debatirse en el congreso y también representa un cambio de conciencia de la sociedad.

Por este motivo, convocamos desde nuestra corriente, a las mujeres de nuestra ciudad a participar, por este tema y todo lo que falta, al paro internacional de mujeres para este 8 de marzo.

Prof. Darío Lanieri.

 MOVIMIENTO SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES (MST) 9 DE JULIO