19 mayo 2022

"MAL DE LAS HAMBURGUESAS CRUDAS"

Científicos argentinos avanzan en el primer tratamiento en el mundo para el síndrome urémico hemolítico, una grave patología también conocida como el “mal de las hamburguesas crudas”, según informó la Agencia CyTA del Instituto Leloir.

Esta condición provocada por intoxicación alimentaria afecta principalmente a niños de 1 a 5 años, muchos de los cuales deben seguir en diálisis mientras esperan un trasplante de riñón. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Argentina presenta la mayor tasa de incidencia mundial de SUH en niños menores de 5 años.

Todavía no hay una vacuna o terapia efectiva para el síndrome urémico hemolítico. Ahora, un conjunto de investigadores desarrolló un suero de alta potencia con anticuerpos que neutralizan la toxina de la bacteria y que podrían ser útiles para evitar la enfermedad.

“Los resultados que obtuvimos en el laboratorio son tan alentadores que, a fin de comprobar su eficacia y su seguridad, este año comenzará la primera fase de ensayos clínicos en voluntarios adultos en el Hospital Italiano de Buenos Aires”, afirmó a la Agencia CyTA-Leloir el director de este proyecto científico, el doctor Fernando Goldbaum, uno de los fundadores de la empresa de biotecnología argentina Inmunova y jefe del Laboratorio de Inmunología y Microbiología Molecular del Instituto Leloir y del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBBA)-CONICET.

De resultar positivos los resultados de los ensayos clínicos, el tratamiento podría aprobarse en nuestro país en 2020. El proyecto, impulsado por Inmunova y por la Fundación Mundo Sano, cuenta con apoyo del Ministerio de Salud de la Nación, que otorgó un subsidio.

El síndrome urémico hemolítico es fácilmente prevenible a través de la cocción correcta de los alimentos y de medidas de higiene. Pero, cuando esto no sucede, la bacteria responsable (Escherichia coli enterohemorrágica o EHEC), ingresa al organismo y su toxina Shiga daña a los glóbulos rojos y a los riñones. El origen principal de los brotes son los productos de carne picada cruda o poco cocinada, pero también la leche sin pasteurizar, y las frutas y verduras mal lavadas o mal cocidas.

El anuncio de estos avances se hizo el jueves pasado en el simposio satélite “STEC y SUH: un nuevo enfoque diagnóstico y terapéutico”, en el marco del IX Congreso Argentino de Zoonosis y II Congreso Internacional de Zoonosis organizado por la Asociación Argentina de Zoonosis, Mundo Sano e Inmunova.