23 septiembre 2021

Créditos hipotecarios: POCAS OPERACIONES

20170522071603_compra_venta_de_inmuebles

Lunes 22 de mayo de 2017.

Los nuevos créditos hipotecarios a 30 años generan “expectativa” en el mercado inmobiliario del interior bonaerense, aunque desde el sector coinciden en que las operaciones concretadas aún son pocas.
Desde las inmobiliarias confían en el repunte de un mercado que en los últimos años se ha visto considerablemente en baja y sostienen que los precios de los inmuebles no se han modificado. “Es un buen momento para invertir en la propiedad, el tipo de cambio está un poco retrasado”, dijo a DIB el presidente del Colegio de Corredores y Martilleros bonaerense, Carlos Hugo Esteban.
Los nuevos créditos destinados a la adquisición de viviendas, lanzados por los bancos Nación, Provincia y Ciudad hace poco más de un mes tienen la particularidad de poder ser cancelados en un plazo de hasta 30 años en cuotas que se ajustarán a través de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), que evoluciona en función del índice de inflación.
INMUEBLES APTOS
El titular de los Martilleros bonaerense señaló que en la provincia “hay casas suficientes para atender al mercado”, pero pidió a los bancos que sean “más flexibles” con las propiedades que son factibles de transferir en forma inmediata, aunque no tengan las escrituras. “Hay un número de propiedades en regla que no tienen la escritura. Pero si el vendedor tiene un poder irrevocable de escrituración no debería existir ningún problema para que se haga la hipoteca. El banco no corre ningún riesgo”, señaló.
En coincidencia, desde Trenque Lauquen aseguraron que “hay un nicho de propiedades aptas para esos créditos que alcanzarían a cubrir esa demanda local”. Pero en Junín los operadores inmobiliarios se mostraron preocupados porque hay poca oferta de viviendas que se ajusten a los valores de los créditos que en promedio obtienen los potenciales compradores, mientras que admiten que las pocas casas que hay dentro de esas cotizaciones, no están aptas para crédito.
Según aseguran desde esa localidad, se produce un largo peregrinaje por las inmobiliarias locales en búsqueda de una casa o departamento, que tenga una cotización similar a la calificación crediticia fijada por el banco, que reúna la documentación y los requisitos exigidos por las entidades y que además se ajuste a las necesidades familiares en cuanto a comodidades y dependencias.
“En general, las viviendas son aptas para crédito, pero lo que pasa es que hay muchas que están en pozo, que no las acepta el banco, o son complejos muy nuevos que hasta que no está el reglamento de copropiedad inscripto en el Registro de la Propiedad no lo acepta el banco. No quiere decir que esto esté mal, sino que a veces no condicen los tiempos con lo que exige el banco”, señalaron desde Tandil.