14 agosto 2022

Liga Nuevejuliense: NO HUBO FUTBOL, PERO SI POLEMICA

14551106_568249420014174_1866496084_o

 

 

Lunes 3 de octubre de 2016.

Las escasas pero persistentes lloviznas que se precipitaron sobre nuestra ciudad y el partido desde la madrugada del domingo, no solo reverdecieron el césped de los distintos estadios, sino también las viejas polémicas y algunas artimañas tan viejas como la historia del fútbol.

Si bien es cierto que con estas lluvias  los tres partidos que faltaban disputar por la séptima fecha del Ascenso se ponían en riesgo y no dejó de ser un criterio acertado su suspensión; fundamentalmente teniéndose en cuenta las localías de La Niña (ante El Fortín) y Atl. Patricios (versus Estudiantes) y los riesgos que se podían presentar en el traslado de equipos y simpatizantes hasta estas localidades; no dejó de ser una sorpresa (o la ratificación de "sorpresas" anteriores) lo que sucedió con las Semifinales del Torneo Mayor.

En su reunión de las 11 hs. del domingo, los asambleistas de la Liga Nuevejuliense resolvieron (con buen criterio, insistimos), suspender el Ascenso; en tanto que al mismo tiempo informaban que sí se jugarían las Semifinales del Mayor (Atl. 9 de Julio Vs. French y A. Alvarez vs. San Martín); en tanto que una hora después se corregía la información y la decisión adoptada, resolviéndose no jugar "porque las canchas no estaban en condiciones".

Sin dudas, este cambio de criterio en apenas 60 minutos, por varias razones, sembró muchas dudas:
- La tecnología actual nos permite conocer los pronósticos climáticos desde un celular. Y a la hora de la decisión final adoptada, ya se podía conocer que las precipìtaciones no continuarían.
- De cualquier manera, las lluvias registradas no habían anegado los estadios que iban a utilizarse por el Mayor (el "Ramón N. Poratti" de Atl. 9 de Julio y el "Antonio Crosa" de Agustín Alvarez), que como demuestra la fotografía tomada en este último, lucía en óptimas condiciones, y quizás, producto del "riego" natural, con un verde resplandeciente que invitaba a un gran clásico entre los dos eternos rivales de barrio.
- Como bien opinara en su cuenta de Facebook un jugador de la Liga local (que no pertenece a los clubes semifinalistas) y que como buen amante del fútbol se predisponía a disfrutar de una tarde de fútbol, como cientos y cientos de hinchas; tampoco había problemas con los accesos a los estadios, por la simple razón de que ellos se encuentran pavimentados.
- A estas razones de sentido común, se suman, lo que no es un detalle menor, las reglamentarias:
El Art. 9. del Reglamento, al referirse a los casos de suspensión de cotejos por lluvia, expresa textualmente: "Se establece que los clubes se deben reunir a las 10,00 (diez) horas de los días de lluvia en la Liga a fines de analizar la situación climática y resolver si se juega la fecha. Se establece que de no haber malas condiciones climáticas y no preverse cambios, los encargados de suspender la fecha serán los árbitros de los encuentros".
- Dónde quedó entonces la facultad de los árbitros?
- Por qué no se respetó el reglamento?
- Por qué una vez más, vaya uno a saber qué interés primó por sobre el único y mayor que debe existir: el de respetar al verdadero sostén de este deporte practicado en forma amateur en nuestro distrito: los espectadores?
- Hay algo de cierto en que a todos los protagonistas del Mayor les convenía una suspensión para "recuperar" a algunos de sus jugadores de lesiones que les impedían estar presentes ayer?
- Son los Clubes capaces de eso, de dejar de lado el espíritu de sana competencia, el fair play y olvidarse de los hinchas?
- Son todas estas preguntas capaces de ser respondidas?
Lamentablemente no. Porque muchos hablan por lo bajo y desaparecen mágicamente cuando se les acerca un micrófono.
Lamentablemente hubo polémica, pero sin fútbol... Lamentablemente, otra vez la desprolijidad y la falta de respeto por el reglamento escrito se impusieron por sobre todo. Lamentablemente, el fútbol local recibió otra herida de credibilidad. Gracias a Dios, la pasión de los hinchas es muy grande. De lo contrario, ya no darían más ganas de ir a la cancha.
Juan De la Vía
La Trocha Digital.