17 enero 2022

LOGRAN REVELAR CARDIOPATIAS "OCULTAS"

160222125430_sangre_624x351_thinkstock_nocredit

Martes 23 de febrero de 2016.

Detectar anomalías cardíacas hereditarias será más fácil a partir de ahora, gracias a un nuevo examen de sangre, anunció la Fundación Británica del Corazón (BHF, por sus siglas en inglés).
Y es que los investigadores financiados por esta institución benéfica acaban de descubrir que, al analizar un grupo específico de genes, es posible descubrir de forma segura ciertos problemas del corazón que el paciente desconocía hasta entonces.
Las pruebas genéticas disponibles hasta el momento analizan un pequeño número de genes y sólo pueden identificar condiciones específicas, lo que implica mayores costos y mayor tiempo de diagnóstico.
Calvicie masculina, un indicio de riesgo cardíaco
Científicos del Imperial College de Londres y del Centro de Ciencias Clínicas MRC aseguraron que este nuevo test analiza 174 genes, y es más rápido y seguro que cualquier otro tipo de pruebas realizadas hasta el momento.
El método, ya disponible en dos hospitales de Inglaterra, se probó con éxito en cerca de 40 personas en un mes.
El análisis permite descartar fácilmente a aquellos miembros de la familia que no tengan el gen defectuoso.
Las anomalías genéticas suelen estar relacionadas con arritmias (latidos irregulares) o con cardiomiopatías (enfermedad del músculo cardíaco)
Hay muchos tipos diferentes y pueden afectar al corazón o al sistema circulatorio, pasando de generación en generación
Pueden afectar a personas de cualquier edad y representan un riesgo de muerte
Para muchas personas, la primera señal sucede cuando un miembro de la familia muere sin ninguna explicación
Los exámenes genéticos en miembros de una familia pueden identificar el gen defectuoso y, a partir de entonces, tomar medidas que reduzcan el riesgo de muerte súbita, como la cirugía, medicación o cambios en el estilo de vida.
Las cardiopatías hereditarias representan un número considerable de muertes súbitas en jóvenes menores de 35 años.
"Las cardiopatías genéticas son la causa de una parte considerable de las muertes súbitas inesperadas en individuos jóvenes", aseguró el cardiólogo Barry J. Maron, en un artículo publicado en la Revista Española de Cardiología.
Además, estudios recientes de cardiólogos españoles mostraron que las cardiopatías hereditarias representan más del 50% de las causas de muerte súbita en menores de 35 años.