18 octubre 2021

Farmacias de turno: GRAN PROBLEMA, FACIL SOLUCION

1358343154_0
Imágenes sólo a modo ilustrativo.

Miércoles, 19 de agosto de 2015.

Muchas veces, por más observador que uno sea, las cosas se advierten recién cuando suceden.

Es el típico caso que le ocurre a cualquier nuevejuliense que, ante una dolencia o enfermedad, debe concurrir a una farmacia de turno en busca de un medicamento.

Suele comentarse en una charla común de vecinos que generalmente es notoria la cantidad de personas que se concentra en una farmacia de turno, generando largas demoras hasta ser atendidos, molestias y malestar.

Pese a que resulta natural que esto suceda, ya que la ciudad cabecera del distrito cuanta con más de 45.000 habitantes -demasiados para ser atendidos en un  sólo local entre las 20 hs. y las 08,00 del día siguiente-, nada se hace desde las esferas correspondientes.

A ello se le debe agregar un dato no menor como es el crecimiento que ha experimentado el ejido urbano en los últimos años, alargando considerablemente las distancias entre los distintos barrios de nuestra ciudad, con lo cual, pensar las dificultades que debe sufrir un vecino de, por ejemplo, Barrio Brasilia, en el sector denominado como "Ciudad Nueva", si requiere un medicamento y debe movilizarse hacia una farmacia de turno ubicada en el centro o a 4 o 6 cuadras del mismo, debería invitar a una reflexión de todos.

Todo esto, además, con el gasto económico o de tiempo (cuando el mismo a veces urge, tratándose de medicamentos) que significa movilizarse, por cualquiera de los medios posibles.

A esta altura de las circunstancias ya deberían existir farmacias en determinados barrios de la planta urbana que aún no las poseen y más aún al menos dos farmacias de turno por jornada.

Al respecto, cabe recordar que años atrás, el Bloque de Concejales de Pro había presentado un proyecto para establecer esta obligatoriedad de contar con dos farmacias de turno por día, pero después de la iniciativa no se supo si la misma continúa en evaluación o si fue descartada y por qué causas.

El sentido común y las buenas prácticas del vecino nuevejuliense deberían obligarnos a todos a replantear la situación y evaluar soluciones al respecto.