18 octubre 2021

10 Sugerencias: COMO COMER MENOS GRASAS

HAMBURGUESADesde siempre el papel de las grasas en la alimentación han generado mucha polémica. Quizás la mayor equivocación provenga de pensar en las grasas como una única entidad cuando en realidad existen distintos tipos, algunos de los cuales son más saludables que otros. A continuación, algunos consejos para moderar el consumo de las grasas más dañinas.

Jueves, 16 de abril de 2015.

10 SUGERENCIAS PARA CONSUMIR MENOS GRASAS

  1. CARNES: Evitá las carnes de aspecto "grasoso" y retirá la grasa visible antes de cocinar o consumir. Retirá la piel del pollo antes de la cocción (o en su defecto, antes de consumir). Limitá el consumo de carne de 90 a 120 g por porción. Cociná la carne, el pescado y el pollo a la plancha, a la parrilla o al horno, o bien sobre una rejilla o "Parrigas" para que la grasa se escurra durante la cocción. Comprá carne picada magra o, mejor aún, elegí un corte de carne magra y pedile al carnicero que la pique en el momento.
  2. PAPAS: Para asarlas, es preferible el aceite de canola u oliva.
  3. PIZZAS: Elegí pizzas más saludables y divertidas (y con menor contenido graso): que incluyan vegetales, pescado o langostinos, en lugar de cantimpalo o doble muzzarella.
  4. LACTEOS: Consumí menos lácteos enteros (y si es posible, evitalos). Elegí leche descremada en lugar de entera.
  5. Cociná los guisos y las sopas con anterioridad; enfrialos y retirá la grasa solidificada. Calentalos bien antes de ingerirlos.
  6. Evitá los fritos. Utilizá una sartén antiadherente y rocío vegetal para saltear los alimentos. Salteá en caldo, vino, jugo de fruta o tomate, o utilizá una pequeña cantidad de aceite de oliva.
  7. Condimentá las ensaladas con aderezos libres de grasas, y si le ponés aceite, usá el de oliva.
  8. Cociná el arroz en caldo; saborizalo con hierbas frescas y cebolla de verdeo en vez de manteca.
  9. Elegí sopas a base de caldo y no de crema.
  10. Serví helados de agua o yogur helado en vez de helado de crema, o buscá otras alternativas de bajas calorías, como la fruta fresca.