Día del Tambero: UN FESTEJO QUE SE “CORTA”