15 julio 2024

Gabriel Boric alzó la voz por la base militar argentina que ocupa territorio chileno

El presidente de Chile exige que se retiren las estructuras que están sobre su territorio, porque sino lo harán por cuenta propia. Los pedidos formales y la respuesta de Argentina.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, se refirió en las últimas horas al conflicto diplomático que se inició en el sur del país por la instalación de una base militar argentina que ocupa parte del territorio chileno. "Retiran los paneles a la brevedad o lo haremos nosotros", advirtió el mandatario chileno.

Según Boric, este habló con el presidente Javier Milei sobre el asunto porque "en las fronteras no puede haber ambigüedades". A pesar de ello, Boric detalló que recibió una disculpa por parte de la Cancilleria Argentina, pero aclaró que Chile exige "es esto se resuelva en el más breve plazo posible".

“Tomamos conocimiento hace un tiempo que Argentina, al instalar una base militar en la región de la Patagonia instaló unos paneles solares en territorio chileno. Recibimos una disculpa por parte de la Cancillería argentina, pero me gustaría manifestarles de manera muy clara que con las fronteras no es algo con lo que se pueda tener ambigüedades y que es un principio básico del respeto entre países y que por lo tanto deben retirar esos paneles solares a la brevedad o lo vamos a hacer nosotros”, señaló Boric en declaraciones a la prensa.

Milei y Boric se vieron la cara en la Cumbre por la Paz en Ucrania, que se realizó en Suiza. Allí, confesaron sobre lo sucedido y Milei le dijo que derivaría las consultas con su ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino. “Yo me imagino que no vamos a tener problemas al respecto, pero es una señal equívoca, una señal que no nos gusta y por lo tanto lo que exigimos es que esto se resuelva en el más breve plazo posible e insisto, si no lo vamos a hacer nosotros”, aseguró Boric. 

Boric alzó la voz tras el escándalo por la plataforma Militar. 

 

“Con Argentina tenemos una excelente relación entre Estados y es importante mantener esa relación y no hacer escaladas de declaraciones ni tratar de ponernos creativos respecto a esto”, dijo Boric. Y agregó: “Acá lo que hay que hacer es respetar las fronteras. Eso es lo que estamos exigiendo respecto a nuestro territorio, como he dicho, o lo sacan ellos o lo sacamos nosotros a la brevedad. Pero con Argentina nos unen muchísimas cosas. Por lo tanto, yo no pretendo que escalemos una tensión entre las relaciones a propósito de esto, en la medida en que se soluciona la brevedad”.

La tensión comenzó cuando a finales de abril la Armada argentina inauguró el “Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1", en la frontera exacta que divide al país con Chile en plena Patagonia. Unos paneles solares de la construcción se excedieron tres metros del territorio argentino y pasaron al chileno, causando malestar en el Gobierno que hizo su reclamo formal a la Casa Rosada.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alberto van Klaveren, señaló que “el presidente no se refirió a las intenciones que habría podido tener argentina o la empresa que instaló los paneles que están efectivamente en territorio chileno". "Lo que importa es básicamente que hay una instalación que está en territorio chileno y el presidente fue muy claro en el sentido de pedir su remoción inmediata ya sea por parte de Argentina o en caso que ello no sea posible por parte nuestra, y al mismo tiempo recordó la importancia que tienen las relaciones entre ambos países”, según publicó el diario chileno La Tercera.

Jorge Faurie, el embajador argentino en Chile, reconoció el error y trató de bajarle el tono al asunto, explicando que "no es una obra tan impactante, son unos paneles solares colocados pero que no consultaron bien cuáles eran las coordenadas que marcaban el límite". Además, proporcionó una alternativa para solucionar el problema: "Estamos barajando y hablando con las autoridades chilenas, que esos paneles que son proveedores de electricidad, también pudieran abastecer al lado chileno, que le sería útil para la guarnición que tienen allí”. Chile no evalúa esa como una opción viable.