30 noviembre 2022

Pagar con Ahora 12 y con tarjeta será más caro

Con el inicio de octubre los bancos pudieron trasladar a sus propios planes de cuotas la suba de rendimientos en pesos que decidió el Banco Central. El plan Ahora 12, que usa otra tasa, sufrió un aumento menor pero también se volvió más caro.

 

La suba de tasas que encaró el Banco Central para desincentivar compras de divisas e intentar sostener la demanda de pesos en medio de datos de inflación mensual por encima del 7% llegó al costo que se paga por financiarse con tarjeta. Visa y Mastercard informaron a sus clientes que desde esta semana aumentó el costo de financiarse con planes de entre 2 y 24 cuotas por fuera del programa Ahora 12. La suba llevó a un plan de 12 cuotas de una tarjeta bancaria saltó ahora al 320% de costo financiero total.

El mes pasado el Banco Central llevó a la tasa de referencia al 75% nominal anual, una tasa efectiva del orden del 107% anual. Los costos financieros totales de financiarse con plásticos subirán así al al 245% anual para los planes de cuotas bancarios y al 320% para los plásticos de entidades no financieras. Ahora 12 pasó de una tasa del 59,08% a otra del 63,75 por ciento.

El pago en cuotas es la manera favorita que tiene los consumidores argentinos a la hora de financiar sus compras. El financiamiento de saldos impagos o “revolving” -que es el pago mínimo o la cancelación de cualquier monto menor al total- y el préstamo personal quedan detrás de la posibilidad de “patear” los pagos y esperar que la inflación licúe su valor.

La tasa nominal anual que se cobra para todos los plazos pasó este mes al 108%, desde el 102% previo

Pero no todos los programas de pagos en cuotas son iguales. Ahora 12, a tasa subsidiada, es el programa más popular y que sostiene costos de financiamiento sistemáticamente por debajo del mercado. Después, las tarjetas de crédito ofrecen sus propios planes para bancos y, por último, las tarjetas no bancarias son las que cobran las tasas más caras.

Son estos últimos, los programas bancarios y no bancarios, los que vieron disparar las tasas que cobran por los pagos en cuotas.

La tasa nominal anual que se cobra para todos los plazos pasó este mes al 108%, desde el 102% previo. Parece un cambio menor, pero de acuerdo al plazo tiene consecuencias muy distintas. Si se agregan todos los conceptos que se pagan junto a la tasa, como impuestos y costos administrativos, el costo financiero total (CFT) de financiarse en tres cuotas pasó de 189,63% al 207,73% anual.

En el caso de las seis cuotas, el CFT pasó de 193,81% al 212,59% anual. Para pagos a 12 cuotas, mientras tanto, saltó de 211,53% al 247,16% anual y, por último, pagar en 24 cuotas pasará a tener un costo financiero total del 274,85% anual frente al 231,36% que regía hasta ahora.

Los costos son aún más altos para tarjetas no bancarias: el costo financiero total llega a 320,22% para el plan en 12 cuotas.