6 octubre 2022

Nuevas modalidades de intrusismo y ejercicio ilegal de la kinesiología

La entidad que agrupa a los kinesiólogos y kinesiólogas viene trabajando desde hace años en la erradicación del “intrusismo”.

El Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA) informó que en poco menos de tres años (entre 2019-2022), se realizaron 160 denuncias ante la Dirección de Fiscalización Sanitaria del Ministerio de Salud, por personas que ejercen la kinesiología sin contar para ello con título habilitante. Además, la entidad colegiada advirtió sobre nuevas modalidades de intrusismo y ejercicio ilegal de la profesión que se registran en las empresas de atención domiciliaria en territorio bonaerense.

La entidad que agrupa a los kinesiólogos y kinesiólogas viene trabajando desde hace años en la erradicación del “intrusismo”. Según dijeron en la institución se realizan –en promedio- entre 12 y 14 denuncias mensuales ante el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires referidas a quiroprácticos no habilitados, así como sobre quienes ofrecen “masajes linfáticos” “masajes ”u otro tipo de actividades irregulares, es decir, sin las correspondientes autorizaciones de los organismos estatales.

Según la Comisión de Control de Ejercicio de la Profesión del CoKiBA se advierte un creciente número de “falsos kinesiólogos” que trabajan para empresas de atención médica domiciliaria. Son los mal llamados “auxiliares de kinesiología” y otras personas que, sin poseer título habilitante para realizar prácticas específicas de la kinesiología, atienden pacientes que se encuentran bajo cuidados médicos domiciliarios. Ya se han efectivizado 25 denuncias contra este tipo de empresas de cuidados domiciliarios.

Campaña de difusión
Es por todo esto que el CoKiBA decidió iniciar esta semana una intensa campaña de difusión para concientizar a la opinión pública sobre los riesgos que representa para la salud de la población las prácticas no autorizadas de los falsos kinesiólogos.

El mensaje que difundirá el CoKiBA tiene estos conceptos: “¿Confiarías en un estafador? No dejes que un “profe”; un “auxiliar” te rehabilite”. Y también con la misma consigna: “No dejes que un “masajista” te haga un drenaje linfático”.

“La tarea de cuidar a la población es del Colegio, de los colegas y de todos los profesionales de la salud. Por eso la institución ofrece la posibilidad de denunciar acciones ilegales y además se encarga del seguimiento de cada una de las denuncias, que son remitidas a la Dirección de Fiscalización Sanitaria del Ministerio de Salud provincial”, explicó Rafael Mancera, kinesiólogo responsable de la Comisión de Control del Ejercicio de la Profesión del CoKiBA.

Denuncias
Mancera explicó la tarea que realiza en esa Comisión del CoKiBA. “Recibimos un promedio de entre 12 y 14 denuncias mensuales por diferentes irregularidades o presuntas acciones de intrusismo. Nos encargamos de revisar y cotejar la información y luego la remitimos al Ministerio donde hacemos el seguimiento de cada una de ellas: en cuál instancia se encuentra; por dónde avanzó el expediente y qué resultado tuvo. Si se llega a la instancia de inspección también colaboramos y podemos sumarnos a esa eventual inspección”, aseguró Mancera.

Según se explicó desde la entidad, esta instancia de realizar inspecciones conjuntas es una iniciativa que se logró a partir de gestiones del CoKiBA. “Acompañamos a los inspectores del Ministerio corroborando todo lo denunciado por los colegas o por los ciudadanos que nos enviaron el caso”, agregó el licenciado Favio Ferreira, quien también integra la Comisión.

Mancera aseguró que “la comisión también capacita y forma inspectores. Se trata de una preparación para que los kinesiólogos tengan herramientas para ser inspectores. El objetivo es realizar ese tipo de cursos en cada delegación.

“De esta manera, los profesionales son habilitados para realizar la inspección requerida para la habilitación de consultorios. Y después los formaremos para inspeccionar el ejercicio ilegal de la profesión”, aclaró Ferreira.

“Contra el intrusismo hay que trabajar entre todos. La Comisión del CoKiBA está abierta para que se sumen colegas y para recibir cada una de las denuncias sobre las irregularidades que encuentren. Pero tenemos un desafío que nos convoca a todos, incluso a trabajar con otras profesiones vinculadas al cuidado de la salud que tienen la misma problemática”, remarcó Pablo Dolce, kinesiólogo a cargo de la Delegación de La Plata.

“El intrusismo es un enemigo del kinesiólogo, no es sólo una responsabilidad del Colegio. Los resultados de erradicarlo redundan en beneficio de todos. Esta tarea debemos asumirla juntos, los profesionales y la comunidad, para beneficio de la profesión”, aclaró Dolce.

Trámite
El trámite para realizar una denuncia por intrusismo es sencillo. Se formula por mail ([email protected]), con un formulario que se descarga desde la web del CoKiBA. Luego los integrantes de la Comisión chequean, corroboran y confirman cada uno de los datos. También está habilitado un teléfono donde se reciben estos reclamos: Teléfono institucional: 0800-666-5463 (KINE)

En todos los casos se trata de presentaciones que protegen los datos personales, siempre confidenciales, y que permite al CoKiBA avanzar con el proceso. “Nunca se expone el nombre del denunciante. Los casos más frecuentes que recibimos son de pseudo osteópatas, pseudo quiroprácticos y de personas que trabajan realizando tareas en empresas de internación domiciliaria que no están debidamente habilitados”, agregó Mancera.

Una vez derivada, el Ministerio de Salud es el organismo responsable de aplicar las multas, sanciones o eventuales clausuras de los lugares irregulares.

También se implementó una variante para denunciar la «oferta educativa engañosa». Se trata de cursos dictados por personas que no están habilitadas o cursos que no están homologados por las autoridades educativas. Se enseñan allí prácticas de la kinesiología que no pueden luego aplicarse porque no entregan títulos habilitantes. “Son, además, de un serio riesgo sanitario, una estafa a la gente”, aseguró Mancera.

“Hemos incorporado los medios para denunciar la oferta educativa engañosa. Lo vehiculizamos ante el Ministerio de Educación que antes no aceptaba estas denuncias y ahora logramos que intervenga en estos casos” completó Ferreira.

Por último, desde la Comisión también “hemos gestionado acciones a través de las secretarías de Salud de los municipios para que nos ayuden a intervenir en estas acciones contra el intrusismo. Hemos tenido algunos resultados positivos y otros no tanto, pero es una instancia más de actuación que tiene el Colegio”, aclaró Mancera.

Fuente: Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA)