29 septiembre 2022

Le enseñaron a compartir desde chiquito

Un niño de 10 años le sacó plata de los ahorros a sus padres sin que ellos supieran. Una maestra vio una fila de chicos con billetes de gran numeración en el kiosco y alertó a las autoridades. El hecho ocurrió en una escuela de Caleta Olivia, Santa Cruz.

Un niño de 10 años llevó 100 mil pesos al colegio, lo repartió entre sus compañeros para hacer compras en el kiosco y generó un revuelo tremendo.

El alumno de cuarto grado había tomado el dinero de los ahorros de sus padres sin que ellos lo supieran y, aunque en una primera instancia se sospechó de un caso de bullying luego se comprobó que fue una travesura.

El hecho ocurrió el viernes de la semana pasada en la Escuela Primaria N° 29 del barrio Tres de Febrero de Caleta Olivia, pero trascendió por estos días.

Las autoridades advirtieron que algo raro estaba ocurriendo cuando se formaron largas filas de alumnos en el kiosco que está frente a la institución.

Muchos de los menores llevaban consigo billetes de $1.000, una suma que excedía lo habitual. Otros hicieron compras de hasta 3 mil pesos, reseñó el medio local La Vanguardia.

De todos modos, nada se supo hasta este lunes cuando una docente se reunió con la madre del niño, quien le dijo que su hijo le había sacado mucho dinero. Fue entonces cuando conectaron el hecho con lo visto el día viernes.

La situación generó un revuelo dentro de la escuela, donde ahora están buscando recuperar el dinero repartido. Por el momento, solo pudieron juntar $8.000. De acuerdo a las versiones que circularon en los medios locales el monto sería de 100 mil pesos, aunque otras fuentes mencionaron que era una suma menor.