7 agosto 2022

Kicillof le aumentará a los estatales cerca de un 60%

Frente a la aceleración inflacionaria, la Provincia sumará dos nuevos tramos de incremento de los sueldos. Igual se continuará con un monitoreo.

 

En medio de la aceleración de la inflación en el inicio del año y el reclamo de los gremios en las mesas de “monitoreo”, el gobernador bonaerense Axel Kicillof anunciará este martes un nuevo aumento salarial para los trabajadores estatales, con lo que, de no mediar otro ajuste, cerrará este 2022 con un incremento en torno al 60%.

Según informaron fuentes de la Gobernación y de los sindicatos a la agencia DIB, el anuncio será este martes a primera hora en Casa de Gobierno, donde Kicillof compartirá un acto junto a los gremios. Allí, se espera, el mandatario confirme un incremento hasta diciembre que, en principio, dejaría conforme a los gremios.

De acuerdo a las fuentes consultadas, el aumento sería un 10% más en mayo, un 10% julio, 14% en septiembre y 10% diciembre. Tanto el de mayo como el de diciembre son “los nuevos”, lo que llevará el incremento a fin de año de un 60%. “Igual tenemos el compromiso de mantener la paritaria abierta para monitorear el alza de precios”, indicaron en diálogo con esta agencia sindicalistas. Todo dependerá, en realidad, del número anual de la inflación y de lo que pueda pasar en el segundo semestre.

Representantes del Gobierno se reunieron días atrás de manera virtual primero con los estatales de la ley 10.430 y luego con los docentes. En esos encuentros, en los que estuvo presente la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, las organizaciones sindicales pidieron que se tomen medidas para paliar la inflación. Tanto UPCN y ATE, dos de las principales organizaciones de la provincia de Buenos Aires, dirán presente en el anuncio en Gobernación.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense (que componen Suteba, FEB, Udocba, Sadop y AMET), quien también fue convocado para participar del acto de Kicillof, exigió por la “implementación de la Cláusula de Seguimiento y Recuperación para que se ejecute en la próxima liquidación salarial” y “una recomposición salarial que esté por sobre los índices de inflación”. La suba de este sector acordada en febrero fue del 41,8% en tres tramos.