19 agosto 2022

El proyecto de ley de VIH perdió estado parlamentario por cuarta vez

Más de 40 organizaciones buscan actualizar una ley clave para las personas que viven con VIH, Hepatitis, TBC e ITS. Los principales puntos que plantea.

Hace dos años, en 2020, se presentó en la Cámara de Diputados el proyecto de actualización de la ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS que busca reemplazar la antigua Ley Nacional del Sida (23.798) sancionada en 1990. El escrito de 24 páginas se presentó en varias oportunidades, tras cuatro intentos fallidos en 2016 y 2018, 2021 y 2022, perdió cuatro veces el estado parlamentario; se consensuó a través de una red de trabajo con 40 organizaciones¿Cuáles son los motivos por los cuales a pesar de su importancia en materia sanitaria y a pesar de promesas presidenciales no logra ser debatida en el Congreso? ¿Qué cambios plantea?

En el caso puntual del proyecto de ley de VIH, Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), Hepatitis virales y Tuberculosis, es una propuesta elaborada por organizaciones de la sociedad civil y redes de personas con VIH y Hepatitis virales, junto con el Ministerio de Salud y las sociedades académicas y científicas, que busca actualizar la actual Ley Nacional de Sida (23.798), de 1990.

Durante los últimos años han estado trabajando de manera colectiva para darle a esta legislación un abordaje integral. No fue tenida en cuenta por el Presidente a pesar del consenso de todas las fuerzas políticas durante las sesiones extraordinarias para tratarlo.

Los 6 puntos centrales que busca introducir la ley de VIH

  1. El cambio de perspectiva: la ley de 1990 tiene un enfoque biomédico, y el proyecto actual un enfoque de género y de derechos humanos. Busca poner foco en los determinantes sociales de la salud y la eliminación del estigma.
  2. Prohibición del test de VIH, Hepatitis, TBC e ITS para ingresar a un puesto de trabajo, en los exámenes médicos preocupacionales.
  3. Pensiones no contributivas para aquellas personas con VIH y Hepatitis B o C que tengan necesidades insatisfechas. Provisión de tratamientos para quienes adquirieron el virus por transmisión vertical y para otras poblaciones clave como mujeres, personas trans, travestis y no binaries, etc.
  4. Creación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis, TBC e ITS integrada por distintos ministerios, sociedades científicas y organizaciones de la sociedad civil que trabajen el tema.
  5. Extensión de la provisión de leche de fórmula hasta los 18 meses (antes llegaba sólo a los 6 meses) para bebés de madres positivas.
  6. Creación del Observatorio Nacional de Estigma y discriminación en la órbita del INADI, en la búsqueda de que no se pueda utilizar la infección por VIH, Hepatitits B o C, TBC o cualquier ITS para impedir el ejercicio de los derechos.

¿Por qué la ley de VIH no es tratada por el Congreso?

En diálogo con A24.com, el doctor Gustavo López, coordinador área jurídica de Nexo Asociación Civil , expresó: "La ley ha tenido ya varias presentaciones y nunca estuvo tan cerca de tratarse como esta vez, en esta oportunidad. El proyecto pasó comisiones de salud y presupuesto por primera vez en la historia, considerando que es un proyecto confeccionado por las organizaciones de la sociedad civil que trabajan el tema, con la firma de legisladores y legisladoras, y el visto bueno de Anses y Ministerio de Salud. Pero no llegó a tratarse. Siempre parece haber algo urgente que deja de lado lo importante".

Es que el proyecto de ley es resultado del trabajo colectivo, plural y participativo de más de 40 organizaciones y redes de todo el país (donde participa NEXO), que vienen trabajando desde 2014.

Según especificó López, "la última presentación con modificaciones y mejoras a las presentaciones anteriores fue en septiembre de 2020 con firmas de diputados y diputadas de UCR, Frente de Todos, de la izquierda, del PRO, de la C Cívica, es decir, logramos un proyecto bueno y sin grieta".

"Pero no pudo ser, perdió estado parlamentario y pasó a engrosar el listado de extraordinarias. Pero tampoco se trató en extraordinarias. Así que vamos de nuevo con un proyecto similar, con pequeñísimos retoques que no modifican el proyecto anterior sino que le dan mayor claridad", lamentó.

Acceso a herramientas de prevención y diagnóstico

Por su parte, consultado por A24.com, el politólogo, magister en Administración y Políticas Públicas y Director Ejecutivo de Fundación Huésped Leandro Cahn, manifestó: "Creemos que es importante que el proyecto de ley garantice un marco jurídico para el acceso oportuno y sin interrupciones a las herramientas de prevención frente a las infecciones de transmisión sexual (ITS), especialmente para aquellos que tienen una mayor exposición al VIH; de tratamiento para asegurar la mayor calidad de vida a las personas que viven con VIH y de esa manera avanzar en que más tengan carga viral indetectable y por ende no transmitan el virus por vía sexual a otras personas".

De acuerdo a Cahn, la nueva ley de VIH ayudaría a derribar barreras y limitaciones al acceso a tecnologías más modernas como la profilaxis post exposición, el auto test de VIH, la profilaxis pre exposición (PrEP).

Las limitaciones de la actual ley de sida

Para López, la ley vigente (23.798), sancionada en 1990, es aun una excelente ley, pero ya era tiempo de mejorarla luego de más de 30 años. Tiene una perspectiva básicamente biomédica, a diferencia del proyecto que se presentó ahora que tiene un enfoque de género y de derechos humanos con la finalidad de asegurar derechos y garantías de las personas con VIH. Pero no solo VIH, incluye a las personas con Hepatitis virales (hepatitis B y C por ejemplo, las más conocidas acaso junto a la A), Tuberculosis (TBC) y otras infecciones e trasmisión sexual (ITS), que hasta ahora no tienen una regulación específica.

La idea es que se garantice la atención integral y la prevención de manera gratuita independientemente de la cobertura de salud. Pone en el centro de la escena a la eliminación del estigma, la discriminación y la criminalización hacia las personas con VIH.

Gustavo López: "No hay un motivo ya válido para que no se debata".

De hecho, según pudo saber en exclusiva A24.com, la nueva presentación que ya se hizo, ya sumó 56 firmas de distintos partidos. "Necesitamos que den un rato del tiempo para ver y leer el proyecto que ayudaría a que mucha gente no solo sea atendida y se garantice su salud sino que se respeten sus derechos, eso es fundamental, y que no sufran estigma y discriminación por ello. En INADI, donde también asesoro, se reciben cada tanto denuncias por exclusiones de personas en el acceso al trabajo por serología positiva en VIH, por ejemplo", pidió el coordinador área jurídica de Nexo AC.

"La pérdida de estado parlamentario en cuatro oportunidades tiene que ver por un lado con distintas situaciones que se fueron dando a lo largo de los años, político-partidarias en algunos casos, en donde no se pudo lograr consensos para sumar a todos los bloques; lo mismo con las organizaciones civiles y por último, la última vez tuvo que ver con circunstancias ajenas a la propia ley y más que ver al funcionamiento del Congreso y la necesidad de encontrar la forma de que el Poder Legislativo ahora sí pueda avanzar hacia el tratamiento y la propulgación de la ley de sida, Hepatitis, e ITS", concluyó Leandro Cahn a A24.com.

Este medio pudo saber que está confirmada la sala en el anexo para el martes 29 de marzo a las 11 horas, donde habría una presentación del proyecto.

Fuente: A24