6 julio 2022

Devolvió 28.000 dólares y 11 meses después lo recompensaron con $2.000.000

En enero encontró US$ 28.000 y los regresó a su dueña. Ahora lo contrataron para una publicidad y le depositaron casi el equivalente al monto que entregó. Tiene un hijito con problemas cardiacos y gran parte del dinero será para operarlo.
Sebastián Melo fue protagonista de una noticia, el verano pasado en Mar del Plata, cuando devolvió el dinero que encontró en una bolsa que una pasajera se olvidó en su taxi.

Hace un mes fue contactado por la tech Mercado Pago para contar su historia, que a partir de hoy se convertirá en publicidad de la app de esta empresa. Como recompensa, le depositaron en la billetera virtual una suma monetaria cercana (según la cotización oficial) a la que encontró en enero pasado.

"Me contactaron de la productora Saigón, preguntando si me interesaba participar y tuve que hacer un videito de un minuto contando la historia, porque buscaban gente con historias reales que hayan devuelto plata", cuenta.

Así fue que hizo el piloto y lo contactaron. "No podía creer que había quedado seleccionado -reconoce-, así que filmamos la publicidad con el taxi en distintos lugares de Mar del Plata".

En enero pasado, Sebastián se convirtió en noticia al devolver una bolsa con dinero que una pasajera se había olvidado en el taxi licencia 1583, que manejaba "entre 14 y 15 horas por día". A los pocos minutos que la mujer descendió del auto, se dio cuenta de la bolsa olvidada y volvió hasta el domicilio donde dejó a la pasajera en cuestión.

El contenido era dinero destinado a un tratamiento médico para la hija de la mujer. "Hice lo que tenía que hacer", dijo Sebastián en aquel momento y ahora lo reitera.

La fortaleza de su hijo León

Todavía sorprendido por haber sido seleccionado para contar su historia, Sebastián relató que "hace 20 días cambié de trabajo: vendo Speed (bebidas energizantes) y productos Nestlé. Estoy contento después de tantos años de taxi y además porque me permite estar más tiempo con León, mi hijo".

El niño, de tres años, ya pasó por tres operaciones de corazón desde su nacimiento y, a los pocos días del suceso de la bolsa con dinero, lo volvieron a operar para colocarle un botón gástrico, ya que por la traqueotomía que posee no puede ingerir alimentos.

León tiene internación domiciliaria, con enfermeras que lo cuidan, además de los cuidados de su madre Valeria y su padre Sebastián. "La verdad es que la obra social Ospedyc se porta de diez, igual que el centro de día Nuevos Horizontes donde trabajo", señaló la mujer.

"León fue un bebé muy buscado, con amor -describe Valeria- y él nos pasa su fortaleza para seguir con los tratamientos".

El niño debe seguir atendiéndose en Buenos Aires y gran parte del dinero recibido está destinado "para la próxima vez que tengamos que ir a operarlo, más o menos en dos años".

"En la última operación del corazón -cuenta Sebastián- nos dijeron que eran unos días y nos terminamos quedando siete meses". En aquel entonces, como manejaba el taxi, no generaba dinero porque no podía trabajar así que recurrió a la ayuda de amigos, familiares y gente que "sintió empatía y nos ayudó".

Esa misma empatía que él sintió cuando devolvió el bolso con dinero. "Nunca dudé -asegura- hice lo que había que hacer". A su lado, Valeria asiente.

Con su hijo en brazos, el hombre señaló que "la gente me sigue preguntando por él. Estoy más que agradecido con todos, con la gente de la publicidad y con la de Mercado Pago". Nunca dudó en hacer lo que debía y comprobó que, tal como dice la canción, "al final hay recompensa".

Crédito: La Capital de Mar del Plata