17 enero 2022

Brasil aprobó el trigo HB4, desarrollo 100% argentino tolerante a la sequía

El trigo HB4 tuvo en Argentina la primera aprobación en el mundo para eventos de tolerancia a sequía, pero para ser comercializado debía ser aprobado en Brasil, principal importador.

Grupo Bioceres, la empresa argentina de biotecnología agrícola, anunció hoy la aprobación en Brasil de un desarrollo 100% argentino y resultado de dos décadas de trabajo: el trigo HB4, tolerante a la sequía.

"El gran problema que enfrenta el mundo este siglo es el calentamiento global. Fenómenos climáticos como las sequías e inundaciones se están volviendo cada vez más extremos. Esto hace que proveer alimentos a más de 7 mil millones de personas alrededor del mundo sea cada vez más difícil, porque la manera en la que producimos lo que comemos depende mucho del impacto del clima en nuestros cultivos. Científicos y empresas de todos los países del mundo buscan soluciones tecnológicas para atenuar el impacto de estos fenómenos", sostienen.

Y Argentina puede ocupar un lugar muy grande en ese proceso: HB4 es el resultado de la colaboración público-privada de más de 18 años entre Bioceres, el CONICET y la Universidad Nacional del Litoral.

En este sentido, la Dra. Raquel Chan, Directora del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (IAL, CONICET-UNL), comprobó que algunas plantas como el girasol eran mucho más adaptables a variedades de suelo y clima y junto a su equipo se preguntó si podía trasladar esa propiedad a otros cultivos que sufren más los cambios climáticos como la soja y el trigo.

Y efectivamente. La tecnología HB4 que desarrollaron permite obtener semillas más tolerantes a la sequía minimizando las pérdidas de producción, mejorar la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés hídrico y dar mayor previsibilidad a los rindes por hectárea.

Sin embargo, aunque en nuestro país había obtenido la aprobación regulatoria por parte del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación en octubre del año pasado, su comercialización se encontraba condicionada a la aprobación por parte de Brasil, país que es el principal importador.

Ahora, la compañía buscará la aprobación de otros destinos importantes de alimentos pero, según destacó su presidente Marcelo Carrique, "Esto es un hito tanto para Bioceres como para la agricultura argentina, ya que permite colocarnos en la vanguardia mundial".