29 noviembre 2021

No pagó la cuota alimentaria y la jueza le sacó el registro de conducir y el celular

La medida que afronta el hombre de la historia tendrá vigencia hasta que salde su deuda de 80 mil pesos. La suma es el total de las 10 cuotas no abonadas.

En Río Negro, un hombre de Cipolletti acordó en diciembre del 2020 pagar una mensualidad de ocho mil pesos en concepto de cuota alimentaria para sus hijos. Tras el divorcio y 10 meses más tarde una jueza tuvo que tomar cartas en el asunto y resolvió quitarle el registro de conducir y dar de baja la línea del celular del señor.

La medida la dictaminó la magistrada Marissa Palacios, debido a la deuda que se estaba incrementando. La manutención de sus hijos llevaba más de 80 mil pesos adeudados por parte del padre. La decisión continuará siendo efectiva hasta que se salde el monto total.

En las carpetas de Palacios existe un caso similar. La jueza dispuso que el auto del hombre que debía dinero sea secuestrado y así se cumplió la orden. Luego remató el auto y con ese dinero de la subasta se canceló la deuda que contrajo el hombre.

En el Artículo 553 de la Convención de los Derechos del Niño y en el Código Civil y Comercial de la Nación se establece la posibilidad de imponer al responsable del incumplimiento reiterado de la obligación alimentaria medidas razonables para asegurar la eficacia de la sentencia.

La jueza Palacios fundamentó su medida y envió a oficios a los municipios del Alto Valle y a la dirección nacional de Tránsito para comunicarles las ordenes. También envió el informe a las empresas de telefonía móvil y fija. La magistrada consideró que el Estado debe garantizar el ejercicio de los derechos de los niños con una tutela judicial en tiempo útil, más aún cuando la normativa otorga herramientas para hacerlo.

Otro antecedente sucedió en Córdoba, donde a un hombre le dictaminaron la suspensión de la licencia de conducir y le prohibieron renovarla hasta que no se ponga al día. “La ley faculta a los jueces para que podamos disponer de medidas razonables para logar el cumplimiento de la cuota alimentaria, es una norma versátil que está abierta a la creatividad de los abogados y de las partes”, comentó la magistrada María Alejandra Mora, responsable del Juzgado de Familia de 8° Nominación de la ciudad de Córdoba.