22 octubre 2021

Mejor receta de cerveza artesanal: Un juninense es el ganador

Participaron 400 fórmulas de todo el país. Debían representar la cultura local a través de sus ingredientes y elaboración.

Encontrar la fórmula de una cerveza artesanal 100 % argentina. Ese fue el objetivo del concurso "La cerveza de mi país", el primer certamen abierto a todo público que buscó la receta que mejor represente los gustos, costumbres y cultura autóctona a través de materias primas e ingredientes locales que se utilicen en su elaboración. Y ya hay un ganador.

La fórmula elegida está inspirado en la Ruta Nacional N° 7 -Carretera Libertador San Martín- y lleva insumos característicos de las provincias que la atraviesan. Los campos bonaerenses y santafesinos están representados por los granos (cebada y trigo), las sierras de San Luis y Córdoba por las hierbas (tomillo) y Mendoza por la uva Malbec, que es el estandarte de la región cuyana.

"El mosto de Malbec le aporta a la cerveza ciertas notas a uva, que es muy fermentable y le sube a este estilo su porcentaje alcohólico sin hacerlo pesado. La levadura saison de estilo belga y el tomillo le brindan una nota algo especiada e interesante", explica Juan Pablo Ibáñez, el creador de la cerveza ganadora.

Juan Pablo Ibáñez, creador de la cerveza ganadora.

Juan Pablo Ibáñez, creador de la cerveza ganadora.

Ibañez, quien tiene una cervecería llamada Dinant en Junín (provincia de Buenos Aires), bautizó a su exitosa fórmula con el nombre de fantasía "Carretera Libertadora".

Cómo se eligió la mejor receta de cerveza artesanal

El concurso "La cerveza de mi país" estuvo organizado por el Centro de Capacitación El Molino y fue el primero de su modalidad: su objetivo fue elegir a la mejor cerveza que representara a Argentina en base a los insumos autóctonos que existen en el país y que se pueden aplicar a la elaboración de esta bebida.

Se recibieron más de 400 recetas entre las cuales los participantes tenían que detallar qué insumo nacional iban a utilizar en la fórmula. Algunos de los destacados fueron yerba mate, alfajores y lúpulos patagónicos, entre otros.

No existe en el mundo una cerveza de este tipo, porque la "Carretera Libertadora" fue ideada especialmente pensando en el paladar argentino, aunque hay un estilo relativamente nuevo en el BJCP -ente regulador a nivel mundial- que es algo similar: Italian Grape Ale, que fue originado en Italia y también contiene uvas en su receta.

"El hecho de combinar mosto de uvas con cerveza no es algo que esté muy explorado aún en Argentina, sí un poco en Chile. Creo que puede ser un comienzo para que a la gente que le gustan ambas bebidas pueda tomar a este estilo como algo híbrido", explica Sebastián Oddone, licenciado en Biotecnología y director de Capacitaciones El Molino.

El segundo puesto del concurso lo obtuvo un cordobés, el cervecero aficionado Simón Bastide, con su receta denominada "Anahí Red Lager", que contó con la Flor del Ceibo como insumo autóctono destacado. Y el podio lo completó la "IPA Jarrillera" de la homebrewer mendocina Daniela Reina que incluyó a la planta medicinal conocida como "Jarrilla" en la receta.

Cuándo y dónde se podrá probar la cerveza ganadora 

Esta primera instancia del concurso proponía la presentación de la receta, pero no existía la obligación de cocinar la cerveza para que en el concurso -que fue libre y gratuito- pudieran participar quienes lo deseen sin tener la necesidad de invertir dinero.

Sin embargo, la idea siempre fue poder cocinar la cerveza ganadora. El plan es poder hacerlo en febrero o marzo del año que viene, por la cosecha de las uvas, uno de los insumos necesarios para la receta. La primera posibilidad es que Juan Pablo la haga en su propia planta, en Junín. Un poco lejos para los fans de la cerveza del resto del país que quieran probarla, pero hay planes de expansión.

"Estamos evaluando poder elaborar en alguna planta cervecera amiga, ya tengo varias conversadas para poder hacerlo. La receta es pública y estaría bueno si la pueden hacer varios cerveceros", dice Oddone, de El Molino, entusiasmado. Seguramente, él no es el único interesado en probar la primera cerveza elegida por representar mejor a la cultura argentina.