22 octubre 2021

La Sputnik V recibiría el aval de la OMS antes de fin de año

La vacuna rusa que está entre las que presentan una mejor respuesta inmune frente al coronavirus, habría corregido las observaciones del organismo sanitario.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) podría aprobar la vacuna contra el coronavirus Sputnik V antes que finalice 2021, según explicó la científica jefa del organismo, Soumya Swaminathan. El trámite está detenido desde hace unos meses porque está pendiente la firma de algunos documentos.

El principal obstáculo para que la vacuna rusa obtenga la aprobación de la entidad sanitaria es burocrático, según detalló Swaminathan a la agencia RIA Novosti. “Las autoridades rusas nos aseguraron que estos documentos se firmarán muy pronto”, añadió. Mientras tanto, los vacunados con la Sputnik V enfrentan limitaciones para ingresar a algunos países, como son la mayoría de los europeos y Estados Unidos.

De las más de 78 millones de dosis que recibió Argentina, más de 14 millones pertenecen a Sputnik V (10 millones del componente 1, y 4 millones del componente 2), mientras que casi 5 millones fueron producidas en Argentina por el Laboratorio Richmond. Es decir, un cuarto del total de vacunas que se aplicaron en nuestro país.

Cuando los representantes del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología firmen la documentación, se reanudará la evaluación del expediente, el diálogo con las autoridades y se reprogramará una inspección a las plantas donde se produce la Sputnik V.

La funcionaria de la OMS no especificó la fecha de las inspecciones, pero aseguró que no pasará mucho tiempo. “Si los documentos se firman en los próximos dos días, después de los cual se reanudará la evaluación, es altamente probable que la inspección también tenga lugar a finales de año y el proceso se complete”, finalizó.

En junio, un grupo de expertos de la organización detectó irregularidades en la producción de la Sputnik V en una planta ubicada en Ufá, Rusia. El documento publicado en la página web de la organización no incluye observaciones relacionadas con el proceso de fabricación, sino con cuestiones medioambientales y de esterilidad. Los especialistas no cuestionan la seguridad de la vacuna desarrollada en Rusia, pero decidieron paralizar el proceso de validación hasta corregir los detalles mencionados.

El portavoz del Gobierno ruso, Dmitri Peskov, aseguró que el fabricante de la vacuna corrigió las observaciones realizadas por la OMS sobre el cumplimiento de requisitos para producir la vacuna contra el coronavirus.