2 julio 2022

Insólito: un festival de chamamé "para espantar el bicho"

El mismo día en que se notificaron dos nuevos contagios de coronavirus, la Municipalidad de Ituzaingó, Corrientes, organizó un festival de chamamé al cual asistieron más de 2 mil personas. Allí no hubo ningún protocolo para evitar la propagación del virus.

 

A través de las redes sociales, la Dirección de Cultura y Educación convocó a la sociedad para ser parte del programa “Ituzaingó es chamamé”. El mismo invitaba a las personas a bailar, o bien para la elección de nuevos talentos de la ciudad.

El evento tuvo su inicio este domingo desde las 18 en la cancha María Negra, en el barrio Bernardino Valle. Cientos de personas concurrieron sin barbijo y no respetaron la distancia mínima para evitar contagios.

Además, la Municipalidad comunicó el evento con un eslogan: “Para agosto, caña con ruda para espantar al bicho, como dice la tradición!”.

En la región existe una costumbre que consiste en consumir tres tragos con caña con ruda en ayunas todos los 1° de agosto para alejar las enfermedades asociadas principalmente a las bajas temperaturas.

No obstante, el del domingo no fue el primer chamamecero organizado por la Municipalidad de Ituzaingó en plena pandemia. Los fines de semana anteriores se realizaron espectáculos similares en otros barrios donde participaron artistas locales, por lo que hubo una menor concurrencia.

La presencia del grupo “Los Príncipes de Misiones” habría provocado la masiva asistencia del público. Finalmente, la Policía arribó al lugar y dio por finalizado el festival. Asimismo, la Justicia interviene por violarse los protocolos sanitarios fijados por los gobiernos provincial y nacional.

Medios locales confirmaron que la apertura del festival contó con la presencia del intendente Eduardo Burna. Durante la última semana, la ciudad de Ituzaingó reportó 29 casos de COVID-19.

Un mes atrás, Bruna afirmó en su cuenta de Twitter: “Quienes organizan y participan de esos encuentros, además de actuar de forma irresponsable, lo hacen a espaldas de las autoridades y se exponen a sanciones y al riesgo de contraer la enfermedad”.