17 septiembre 2021

Un estudio relaciona la esquizofrenia con el uso del cannabis

Un grupo de investigadores daneses asegura que la proporción de casos de esquizofrenia relacionados con el uso de cannabis ha aumentado significativamente en los últimos 25 años, según un estudio publicado el pasado 21 de julio en la revista médica JAMA Psychiatry.

Los investigadores se basaron en datos del registro nacional de salud de Dinamarca e incluyeron a todas las personas que tuvieran 16 años o más en algún momento desde el 1 de enero de 1972 hasta el 31 de diciembre de 2016. En total, se analizó el historial de más de 7,1 millones de personas, divididas proporcionalmente entre hombres y mujeres.

Se determinó que en 1995 el 2 % de los diagnósticos de esquizofrenia en Dinamarca estaban asociados con el consumo de cannabis, pero esta cifra aumentó a alrededor del 4 % en 2000 y, desde 2010, se ha incrementado hasta el 8 %. Por lo tanto, el país ha presentado un aumento de 3 a 4 veces de casos relacionados durante las últimas dos décadas, una tendencia al alza que podría estar presente también en el resto del mundo.

"Muchos libros de texto de psiquiatría afirman que la incidencia […] de la esquizofrenia es constante en el tiempo e independiente de la ubicación geográfica", señaló Carsten Hjorthoj, profesor asociado del Centro de Investigación de Salud Mental de Copenhague y autor principal de la investigación. "Esto se ha utilizado a menudo como un argumento en contra de la hipótesis de que el cannabis podría causar esquizofrenia. Sin embargo, resulta que hay muy poca investigación que apoye esta noción".

El consumo de marihuana no es inofensivo

De acuerdo con Hjorthoj, es muy importante utilizar el nuevo estudio "para resaltar y enfatizar que el consumo de cannabis no es inofensivo", aunque hay evidencia que sugiere que la marihuana se ve cada vez más como una sustancia que no presenta ningún tipo de riesgo, algo "lamentable", ya que se observan "vínculos con la esquizofrenia, una función cognitiva más pobre, trastornos por el uso de sustancias, etcétera".

Los investigadores concluyen que sus hallazgos brindan cierto apoyo a que "la asociación observada durante mucho tiempo entre el cannabis y la esquizofrenia es probablemente de naturaleza parcialmente causal", además de que podrían tener ramificaciones importantes con respecto a la legalización y el control del consumo de cannabis.