30 noviembre 2021

Malestar comercial por la disposición de atender "desde la vereda"

Según el DNU firmado por el presidente Alberto Fernández, los locales que no se dediquen a la venta de artículos esenciales (mercerías, jugueterías, tiendas de ropa, calzado, entre otros) podrán funcionar solamente mediante delivery o con la modalidad "take away" (retiro de la mercadería en la puerta del local), con lo que no podrán permitir el ingreso de vecinos a los establecimientos.

Por otra parte, tanto supermercados como almacenes, farmacias y comercios de cercanía que vendan productos esenciales podrán mantener sus puertas abiertas en el horario permitido, tal como hasta ahora.

Esta medida que afecta a los no esenciales ha sido repudiada y criticada desde los organismos que nuclean al sector comercial, pero también han generado un profundo malestar en los propietarios de los locales, que consideran "ridícula" la misma, ya que estiman, no se generaría inconveniente alguno con el ingreso de un cliente por vez -sin importar la cantidad de metros cuadrados del local-.

"Las despensas, por ejemplo, pueden atender normalmente; y está bien que así sea, ya que se trata de la venta de alimentos esenciales; pero no entendemos ni admitimos que se haga diferencia con nosotros, ya que el riesgo del ingreso de un cliente, a un local u otro, es el mismo y si se cumplen los protocolos de distanciamiento y uso de barbijo, los riesgos son mínimos", comentó un comerciante céntrico a nuestro medio.

"Estamos económicamente asfixiados y si bien entendemos el contexto y compartimos la preocupación de la comunidad, creemos que estas disposiciones a nivel nacional, provincial y local deberían revisarse, ya que es imposible trabajar con este formato para quienes vendemos indumentaria, calzado u otros artículos que los clientes necesitan ver o probarse", agregó.

Sin dudas, más allá de la esperanza de que la semana próxima estas condiciones de atención comercial cambien, es una medida que se debería revisar de inmediato.