7 agosto 2022

Atentado en Bahía Blanca contra un local de "La Cámpora"

El atentado contra el local de La Cámpora en Bahía Blanca generó preocupación en todo el país. 

En las primeras horas del 25 de mayo, la zona céntrica de Bahía Blanca se vio conmovida por una fuerte explosión. A apenas cuatro cuadras del palacio municipal, en la esquina de Donado y Berutti, un artefacto explosivo dejó prácticamente en ruinas un local partidario de la agrupación kirchnerista La Cámpora, haciendo estallar además las vidrieras de locales linderos.

Primero se presumió que la explosión podía haberse debido a un escape de gas, pero los autores no quisieron dejar margen de dudas y sembraron el lugar de panfletos que contenían mensajes de inusitada violencia política, dándole al hecho el carácter de atentado.

Dirigido a "políticos cínicos y corruptos", que "subvierten valores naturales", la consigna instaba "a cuidarse". "Traidores sabemos donde viven", se leía, junto a críticas relacionadas a la pobreza, las jubilaciones, el aborto, la "hipersexualización" y varios temas más.

Según testimonios de los vecinos, el artefacto explosivo fue colocado minutos antes de las tres de la madrugada por desconocidos que se trasladaban en un sedán gris. Actualmente, la Municipalidad coteja las filmaciones de 25 cámaras privadas para conseguir más información.

La bomba se instaló entre la ventana exterior y reja de hierro. La explosión arrancó de cuajo la reja, una persiana de chapa y dañó la mampostería exterior. En el interior, destrozó mobiliario, puertas y ventanas.

Las primeras pesquisas de parte de la brigada de explosivos concluye en que la explosión se produjo como consecuencia de la detonación "un artefacto explosivo no reglamentario" (es decir una bomba casera) "con poder suficiente para producir lesiones y daños a terceros".

El análisis preliminar dedujo que el sistema de iniciación fue eléctrico, pero no concluyó si se activó de manera remota o mediante un temporizador.