14 mayo 2021

ONG local se moviliza en defensa de las clases presenciales

Desde la ONG "Padres Organizados 9 de Julio", se lleva adelante a través de sus redes sociales una intensa y fuerte campaña en defensa de la continuidad de las clases presenciales, considerando que las escuelas "son lo último que debe cerrarse", e invitando a la comunidad a sumar firmas para apoyar este reclamo.

La entidad, creada meses atrás en distintos puntos del país, y que encontró representatividad también en nuestro medio, señala:

"Asumimos un rol de espectadores mientras el Gobierno Nacional tomaba medidas que postergaban el derecho a la educación para niños y jóvenes.
Mientras se preparaba el sistema sanitario para responder a una inevitable multiplicación de contagios… la estrategia de adecuación se llevó puesto un año lectivo entero.
La escuela quedó olvidada, y los niños resultaron completamente postergados en el marco de una política de confinamiento estricto que desconoció sus derechos a la educación y a la socialización.
Ninguna política pública tuvo consideración por el 60% de los chicos de nuestro país que se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Nueve millones de niños que no gozan siquiera del derecho humano de asistir a diario a la escuela.
En las aulas, muchos niños encuentran la contención que les permite compensar carencias y contrarrestar situaciones de abuso y violencia familiar. Según Unicef, la violencia intrafamiliar y/o sexual contra Niños, Niñas y Adolescentes aumentó 23% en 2020.
Pese a los planes de estudios anacrónicos, a los edificios sin mantenimiento, a los docentes con graves problemas salariales, la escuela sigue siendo la segunda institución más importante en la vida de un niño.
Por esto, resulta injustificable que la escuela no esté disponible para recibir a los millones de NNyA que la necesitan, especialmente para más de un millón y medio de alumnos rezagados por la virtualidad.
Como padres, como docentes, y fundamentalmente como adultos, seguimos defendiendo la escuela y un acceso equitativo a la educación, porque ningún niño merece cargar con los errores de la gestión de la pandemia.
No permitamos más desigualdad. No toleremos que la negligencia administrativa subyugue el derecho a la educación a otros intereses, mientras se pierde la escuela pública y, con ella, el futuro de nuestros niños y jóvenes.
La escuela abierta es la esperanza que podemos darles, sino la última".