16 junio 2021

Berni, otra vez en la vereda de enfrente

Sergio Berni en contra del ingreso de extranjeros con antecedentes: “No tiene que ver con el racismo, la seguridad no tiene ideología”.

El ministro de Seguridad bonaerense cuestionó la decisión del Gobierno de derogar el decreto macrista que impulsaba controles más estrictos a la política migratoria.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, cuestionó la decisión del Gobierno de derogar el decreto de Mauricio Macri que imponía controles más estrictos para el ingreso de extranjeros y su permanencia en el país y aseguró que “no tiene que ver con una cuestión de racismo”.

“Yo fui el precursor de expulsar delincuentes extranjeros que se han encontrado infraganti”, aseguró el funcionario al tiempo que remarcó que la política de migraciones define qué tipo de país se quiere.

En ese sentido, Berni remarcó que su postura no está relacionada con el “racismo” y sentenció: “Acá no se está discutiendo una cuestión de derechos extranjeros sino qué sociedad queremos y qué futuro buscamos”.

En declaraciones a Radio Mitre, Berni remarcó que “la inseguridad es una de las preocupaciones más grandes de los argentinos” y aseguró que “todos buscan vivir en una sociedad en paz”.

Al ser consultado sobre la postura de algunos dirigentes que sostienen que se trata de una decisión ideológica, Berni manifestó que “la seguridad no tiene ideología” y consideró necesario discutir “qué modelo de personas que vienen a la argentina queremos”.

“Aquellos que vienen a trabajar, bienvenidos sean, pero los que vienen a trabajar y no a delinquir. Esos mismos grupos que se arrogan la alegría de ampliar derechos a aquellos extranjeros con delitos menores, cuando son víctimas en la Argentina son los primeros en poner el grito en el cielo”, sentenció.

En ese sentido, aseguró que “todos los días” trabaja para “ir solucionando una provincia que tiene uno de los índices delictivos más importantes del país”.

“Cada uno es artífice de su propio destino y nosotros tenemos que encargarnos de los argentinos que trabajan, de los que estudian o de los que vienen al país para aportar y no delinquir”, concluyó.