21 junio 2021

Médicos de Bolivia piden confinamiento total para enfrentar la pandemia

Las organizaciones de médicos de Bolivia reclamaron hoy al Gobierno que disponga una cuarentena rígida en todo el país, una medida que la administración del presidente Luis Arce se resiste a aplicar, y sobre la que ya advirtieron sectores gastronómicos, en medio de un creciente rebrote de los casos de coronavirus.

"Resolvimos exigir al Gobierno la declaratoria de cuarentena rígida que va a permitir un mejor control del contagio exponencial que está sucediendo con esta segunda ola de la pandemia de Covid", reveló el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Cleto Cáceres.

Citado por el diario Los Tiempos, de Cochabamba, Cáceres reseñó que esa fue la decisión central de la reunión del Colegio Médico nacional con sus pares de nueve departamentos, en la que se evaluaron las perspectivas de la crisis sanitaria y las decisiones gubernamentales ante la pandemia.

El avance de la Covid-19 se aceleró notoriamente a un promedio de 2.000 nuevos casos diarios desde principios de año, con los que el total acumulado hasta ayer era de por más de 181 mil contagios, incluidos 9.530 decesos.

 

Ayer, los casos nuevos fueron 2.198, unas 20 veces más que el promedio diario que se registraba a principios de diciembre.

Para Cáceres, la cuarentena rígida nacional debería ser acompañada por un estado de emergencia sanitaria en los municipios de modo de disponer de recursos técnicos y humanos reforzados en los centros médicos, reportó la agencia Sputnik.

El Gobierno de Arce, que criticó el confinamiento general y la paralización económica que dispuso el año pasado la administración de facto de Jeanine Áñez, dijo varias veces que buscará evitar una nueva cuarentena.

Entre las medidas tomadas por Arce se cuentan una campaña de promoción de la autoprotección personal y planes de detección masiva de contagios, antes de una campaña general de vacunación.

En vez de la nueva cuarentena que pidieron también varios municipios, el Gobierno sí permitió modificar horarios de trabajo en los sectores público y privado y dejó a las administraciones regionales la libertad de fijar normas específicas sobre locales comerciales y otros centros de reunión.

Las advertencias, igualmente, comenzaron con la Cámara de Empresarios de Gastronomía de La Paz, cuyo titular, Ernesto Olivares, advirtió que si se dispone una cuarentena estricta, cerrará uno de cada cuatro locales.

“Entrar en una cuarentena rígida donde no se nos permita trabajar es mandar a la quiebra a una de cada cuatro empresas gastronómicas de la ciudad de La Paz”, dijo Olivares a la estatal agencia ABI.

Explicó que ese sector se declaró en estado de emergencia una vez conocida la solicitud del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) La Paz a Arce para que se tomen determinaciones respecto a la pandemia.

Mientras, el ministro de Salud y Deportes, Edgar Pozo, rechazó lo que consideró “una campaña de desinformación” sobre el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Covid-19 para “empañar los esfuerzos del Gobierno” por evitar el colapso de los establecimientos sanitarios y reducir los índices de mortalidad.

“Están viendo que estamos realizando gestiones para la adquisición de vacunas y pruebas, y así evitar que la gente llegue a terapia intensiva. Ahora sacan el tema de que no hay camas, no hay terapias, cuando eso no es cierto", lamentó Pozo, según la agencia ABI.

El ministro advirtió que la desinformación “alarma” a la población y expresó que la lucha contra el coronavirus es una tarea compartida con gobernaciones y municipios. (Télam)