24 febrero 2021

¿Por qué nos oponemos al cierre de exportaciones de maíz?

Nota enviada por Sociedad Rural de 9 de Julio a concejales y legisladores.

Mientras transcurre el cese de comercialización de granos en nuestro país dispuesto por la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias (CEEA), y que finaliza a las 24hs del miércoles 13.

Desde Sociedad Rural de  9 de Julio dieron a conocer una nota que fue enviada a la presidencia del Concejo Deliberante de  9 de Julio, a los bloques de concejales, Unidad Ciudadana, Frente de Todos, Frente Renovador y Juntos por el Cambio.

Además también fue recibida por la Senadora provincial María Elena Defunchio y el Diputado provincial Mauricio Vivani, con el objetivo de conocer cuáles son las razones y motivos que nos llevan a decir no al cierre de exportaciones.

¿Por qué nos oponemos al cierre de exportaciones de maíz?

Decisiones como la que acaba de tomar el gobierno tienen consecuencias negativas sobre la producción, los precios y los procesos de diálogo en marcha por varios motivos:

Porque los ciclos agropecuarios son largos, por lo tanto necesitamos reglas claras. La intervención en los mercados genera imprevisibilidad, no sólo en el mercado del maíz sino en todos los commodities agropecuarios. Se generan dudas sobre posibles futuras intervenciones en el resto de los mercados, hoy son las exportaciones de maíz, mañana de trigo, carne, leche.

Porque el maíz es fundamental en la rotación de cultivos, clave para la conservación y recuperación de los suelos, siendo el que mayor cantidad de materia orgánica aporta al sistema.

Esta medida estaría impulsando una mayor sojización, algo que también ocurrió en el pasado reciente, y como todos sabemos, sin rotación con maíz y trigo, el monocultivo es perjudicial para la conservación del suelo.

Porque está demostrado que este tipo de políticas, ya utilizadas en el pasado, generan el efecto contrario al buscado. Esta intervención disminuye la producción y, en consecuencia, al disminuir la oferta, los precios aumentan, trasladándose al resto de las cadenas productivas, y más importante aún, al consumidor. Se adjuntan datos estadísticos de intervenciones ocurridas en el pasado reciente.

Porque existe una mesa agroindustrial a la que se sientan el estado y todos los integrantes de la cadena productiva. En ese espacio se discuten las políticas de corto, mediano y largo plazo que le permitirán a la Argentina salir adelante de esta crisis económica y social, y ya se ha planteado que la prohibición de exportaciones es altamente desaconsejable.

Los gobiernos tienen la potestad de tomar decisiones porque para eso han sido elegidos y eso está fuera de discusión. Sin embargo la historia reciente nos demuestra que las intervenciones sobre los mercados que se realizan de manera intempestiva, sin consultar y con el daño colateral de trabar la producción no son virtuosas y generan daños en el mediano y largo plazo, mucho más costosos para el país que los beneficios de corto que teóricamente pudieran llegar a tener.

El principal efecto negativo que esta medida tiene no es económico o financiero, sino que es la forma en que mina la confianza y expectativas de quienes tenemos que tomar decisiones de inversión hacia adelante y no estamos seguros de cuáles serán las reglas a lo largo de nuestro proceso productivo.

 

Prensa Sociedad Rural 9 de Julio