21 abril 2021

¿Qué pasa que no nos detenemos?


Siniestros viales se producen a toda hora en todos lados por donde circulan vehículos, pero pareciera que en los últimos tiempos, muchos de los que ocasionan un daño a otro vehículo toman la mala decisión de partir del lugar sin responsabilizarse por los daños ocasionados. 

Sábado, 25 de julio de 2020

En la tarde noche de ayer, viernes, un automóvil Renault estacionado sobre la Avenida Avellaneda (lado par) a metros de Antonio Aíta fue rozado y rayado por un Ford Ka color blanco (conducido por una femenina, según un testigo) que circulaba por dicha arteria. La conductora parece no haberse percatado que hasta su propio espejo retrovisor perdió en el incidente ya que se retiró del lugar sin dar aviso al propietario del vehículo estacionado, que es el titular del comercio que se encuentra en el cruce de ambas avenidas.

OTRO CASO EN EVA PERÓN Y CORRIENTES

Después de la medianoche, una motocicleta embistió a un Ford Ka estacionado en Eva Perón al 900 causando destrozos a la unidad. Por la cantidad de tuercas y tornillos que quedaron en el lugar, se deduce que a la moto la llevaron de tiro o en malas condiciones.
A la propietaria del auto le preocupa la salud de la persona que se accidentó, ya que quedó en el lugar una gran mancha de sangre.
Por otra parte, se apela al dueño/a del motorodado o familiares, a que recapaciten y se presenten en Eva Perón 946 para poder efectuar el reclamo correspondiente ante la Compañía de Seguros.