22 abril 2021

Los Juegos Bonaerenses, en serias dudas


La decisión tambalea entre una suspensión definitiva o la realización de un certamen reducido. Las finales en Mar del Plata, entre septiembre y octubre.



 

Domingo 5 de julio de 2020.

La realización 2020 de los tradicionales y numerosos Juegos Bonaerenses pende de un hilo. Este rico certamen deportivo que cada año reúne a miles de jóvenes de toda la provincia transita horas claves para conocer su futuro. A raíz de la pandemia mundial, la realización de la competencia pende de un hilo y todo se resolverá entre dos posibilidades, a una competencia más acotada y reducida, o la suspensión definitiva por este 2020. Parecería realmente difícil que los municipios puedan cumplir con algún tipo de competencias, pero desde la Subsecretaría de Deportes Provincial, Javier Lovera así lo confirmó: “Se evalúa una fecha límite para tomar una decisión. Las alternativas son dos: organizar una edición reducida o la suspensión definitiva”.

Mucho por hacer

Etapas regionales, etapas distrital y las finales en Mar del Plata. Son muchas las alternativas que quedan por hacer y que parecen “imposibles”. A esta altura del año los municipios ya habrían casi terminado las competencias locales con el fin de buscar a sus clasificados a las instancias distritales, siempre pensadas para los meses de julio, agosto y primeros días de septiembre. El calendario ya está roto, vencido y los tiempos son mínimos. Una realización acotada de los Juegos Bonaerenses plantearía otro tipo de competencias y quizás sólo se buscaría esa instancia final, en Mar del Plata. En los últimos años las finales se suelen hacer en los últimos días de septiembre e inicios de octubre, pero ha habido ediciones en pleno diciembre, por lo que la fecha se puede “estirar”.

Una difícil decisión

Javier Lovera, flamante subsecretario de Deportes bonaerense, reconoció que los Juegos Bonaerenses 2020 “no podrán realizarse como estaban planteados originalmente”.

Las finales de las tradicionales competencias se disputan todos los años en Mar del Plata entre setiembre y octubre y provocan un importante movimiento en los principales escenarios deportivos y para los sectores hotelero y gastronómico.

A raíz de la pandemia mundial de Covid-19 la realización del mega torneo provincial está teñida de incertidumbre.

“Estamos realizando un análisis pormenorizado de factibilidad. Pero no será posible realizar estos Juegos Bonaerenses como estaban planteados originalmente. Lo que estamos evaluando es fijar una fecha límite para decidir la realización de una edición reducida o la suspensión definitiva”, comentó Lovera.

Los Juegos Bonaerenses constituyen un tema importante en la agenda del subsecretario de Deportes. Las preocupaciones más importantes, no obstante, pasan por otro lado. “Estamos transitando la etapa más compleja de la pandemia, con aumento de la circulación viral en gran parte de la provincia de Buenos Aires. Hoy lo que más nos preocupa es la situación sanitaria, social y las vidas que se pierden. Es responsabilidad de todos ser cuidadosos y solidarios en este momento complejo”, afirmó.

Varios factores

En Mar del Plata, durante los últimos días hubo muchos reclamos de permisos para la práctica de deportes individuales. Lovera, además médico deportólogo, ex integrante del staff de Las Leonas, aportó su visión sobre la cuestión. “Hay que regirse por las indicaciones sanitarias nacionales, provinciales y locales, el contexto epidemiológico local, la circulación viral, las condiciones del sistema de salud y el clima. El deporte es salud, pero en este caso puede ser un vector de contagio, como fue el caso de Villa Azul. Hay que ser muy responsables en la reactivación del deporte y regirse por el último decreto provincial que habilita a aquellos municipios en fase 5 a realizar actividades. Hay que basarse en criterios claros y no arbitrarios para la reapertura y luego monitorear que se cumplan los protocolos”, manifestó.

Más allá de lo que ocurran con los Juegos Bonaerenses, Lovera tiene sus propios planes para cuando se disipen los efectos del Covid-19. “Planeamos integrar los programas y políticas en objetivos macro, a corto, mediano y largo plazo. La intención es que prime el rol social del deporte como herramienta de salud, desarrollo humano e integración comunitaria. Estamos trabajando fuerte en la articulación interministerial y legislativa con los sectores que influyen en el deporte, para armar políticas articuladas de desarrollo donde esté incluido todos los programas de la subsecretaria. Los iremos anunciando en la medida en la que se resuelva la emergencia sanitaria”, finalizó el funcionario provincial.