14 mayo 2021

Pergamino: TODA UNA FAMILIA CONTAMINADA


Lo estableció un equipo de la Universidad Nacional de Río Cuarto que trabaja con casos similares: una familia entera sufre las consecuencias de tomar agua con agroquímicos. Mientras que el intendente Martínez relativizó el problema, diversos estudios muestran que el agua de Pergamino pone en riesgo a la población. El resumen de toda una causa que impacta a nivel provincial y nacional.



 

Lunes 5 de agosto de 2019.

Un informe del equipo de investigación de Genotoxicidad de la Universidad Nacional de Río Cuarto volvió a alarmar a la población de Pergamino. A la ya confirmación de la existencia de agroquímicos y arsénico en el agua –algo que fue comprobado por diferentes niveles de la justicia-, se le agrega la verificación del daño genético que sufre una familia entera por estar expuesta a constantes fumigaciones.

A pesar de que el intendente local, Javier Martínez (Cambiemos) catalogó a estas denuncias como un “manoseo político” y minimizó a la cuestión asegurando que sólo se encontró “una partícula de glifosato en miles y miles de litros” de agua, lo cierto es que la provincia y el país miran a Pergamino como una de las ciudades más contaminadas, ante las numerosas evidencias que recaban vecinos y la Justicia.

Ahora, el estudio que llevó a cabo la Doctora en Biología, Delia Aiassa, del equipo de investigación de Genotoxicidad de la Universidad de Río Cuarto comprobó lo que una familia temía: el agroquímico en sangre enferma y “daña las células” del cuerpo humano.

Se trata de Sabrina Ortiz, referenta de Madres de Barrios Fumigados, su esposo y sus dos hijos menores. Todos tienen niveles de agroquímicos en sangre que superan lo permitido y provocan todo tipo de enfermedades.

Según el estudio, el caso de su hijo de seis años es de 120 más partículas en sangre que soporta el organismo, su hija 100 veces más, y en su caso, 58 veces más.

El 20 de agosto operarán a su hija porque tiene una enfermedad rara en la que autodestruye sus propias células, según le explicaron del Hospital Autral de Pilar. Esta situación le provoca todo tipo de enfermedades: como ganglios alrededor de la aorta que amenazan con apretar la arteria, inflamación de lengua, sangre en la orina y quistes en los huesos.

 

Una pesadilla que toda una familia vive por haber estado expuestas a constantes fumigaciones en el Barrio de Viajantes, al límite con Villa Elicia, en donde también se encontraron numerosos casos de cáncer y otras enfermedades relacionados a los agroquímicos que, en general, ingresaron al organismo a través del aire o desde el consumo del agua.

“Necesitamos que esto se sepa porque es como si no pasara nada y nuestra vida cambió al cien por ciento. Lo que se sufre de éste lado es tremendo, porque no sabés lo que puede llegar a pasar”, manifestó desesperada Sabrina Ortiz para Primera Plana.

Fuente: Infocielo.